CODECS VoIP

Anteriormente hemos hablado del la manera en que funciona la telefonía IP o VoIP, de las ventajas del uso de este tipo de telefonía que por su versatilidad y sus bajos costos de operación han venido a revolucionar las telecomunicaciones y de los protocolos que utiliza para definir la conexión entre los codecs y las redes. En esta ocasión profundizaremos en el tema de los codecs que emplea este tipo de telefonía, elementos básicos para hacer posible la comunicación a través de protocolos de internet.

El término codec proviene del inglés coder-decoder y en términos generales se encargan de la tarea de convertir el audio analógico a formato digital para transmitirlo a través de los protocolos de internet y posteriormente, reproducirlo cuando haya llegado a su destinatario. Para hacerlo, toman muestras de las señales de audio miles de veces cada segundo y las convierten en pequeñas muestras de información digital para comprimirlas en paquetes de datos que viajarán a través de la red. Durante el viaje, algunos fragmentos del audio se pierden, pero gracias a la reconstrucción de las muestras y a su reproducción continua, el oído humano no logra percibir esa información perdida durante el proceso de transmisión.

Existen diferentes tipos de codecs que utilizan diferentes frecuencias de señal VoIP y que empaquetan un número variable de muestras de sonido por segundo, pero tienen en común que emplean logaritmos avanzados para recabar las muestras, ordenarlas, comprimirlas y empaquetarlas. El algoritmo CS-ACELP es el que actualmente se utiliza más en VoIP, esto porque ayuda a darle orden al ancho de banda disponible al momento de transmisión de la información. A continuación describiremos las características de tres diferentes tipos de codecs que se disputan el título del mejor para la telefonía IP:

  • G711.

Este codec de audio fue desarrollado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones y es el estándar. Gracias a que es completamente gratuito y a que no tiene licencia se puede usar libremente en cualquier aplicación VoIP. Este codec es de los más utilizados en todo el mundo, con dos variantes: en Estados Unidos y Japón se emplea el mu-law y en Europa y en el resto del mundo se utiliza el a-law.

La diferencia entre estos dos radica en que el a-law fue diseñado para facilitar su procesamiento en una computadora.

La característica principal del codec G711 es que no comprime los datos, por lo que la calidad del audio es mayor (esto se debe a que durante la transmisión de la información no se pierden muestras de audio). Sin embargo, consume mucho ancho de banda y en caso de que alguna de las dos partes entre las que se está estableciendo la comunicación no cuente con suficiente ancho de banda, la calidad del sonido se verá afectada y la voz podría escucharse entrecortada. El codec G711 toma 8000 muestras de voz por segundo y crea corriente de 64 kbit/s.

  • G729.

Este codec fue desarrollado por Digium, una compañía tecnológica de capital privado que actualmente posee la licencia del G729. Para utilizar este codec es necesario pagar pero aún así es el más utilizado en telefonía IP, pues es el que se encuentra en la mayoría de los teléfonos VoIP disponibles en el mercado. En caso de que el teléfono no cuente con él es necesario comprar la licencia para poder establecer la comunicación con un teléfono que sí lo tenga, de otro modo será imposible hacer la llamada.

La principal ventaja de este codec es que tiene una excelente calidad de audio, tiene un bajo nivel de pérdida de paquetes de datos y su consumo de banda ancha es reducido, en comparación con el codec G711. El codec G729 comprime el audio en bloques de 10 milisegundos y opera a 8 kbit/s aunque existen algunas extensiones que le dan soporte a 6.4 kbit/s y a 11.8 kbit/s.

  • iLBC.

El iLBC es un codec que fue desarrollado por una empresa llamada Global IP Sound y no es necesario pagar licencia para su uso. Tiene una calidad de sonido superior al codec G729 y su consumo de banda ancha es reducido, por lo que es una excelente opción para las redes conectadas por WiFi, que son más vulnerables a presentar pérdida de paquetes de datos.

La desventaja del iLBC es que emplea algoritmos de gran complejidad para codificar y decodificar la información, lo que ocasiona que consuma muchos recursos del CPU, creando complicaciones al momento de querer establecer varias llamadas desde el mismo ordenador.

El codec iLBC toma bloques con una longitud de 20 a 30 milisegundos y el algoritmo con el que trabaja utiliza la compresión predictiva lineal.

Además de los anteriores existen otros codecs que, si bien no son tan utilizados, son empleados en muchos teléfonos VoIP. Entre los principales encontramos los siguientes:

  • G726.

Este codec trabaja a la mitad de la velocidad que el G711 y es estandarizado, muy utilizado en velocidades de 16, 24, 32 y 40 kbit/s.

  • GSM.

El codec GSM es sobretodo utilizado fuera de Estados Unidos y su máxima velocidad es llamada RPE-LTP. Su funcionamiento está basado en utilizar información de muestras de audio anteriores para predecir la muestra actual, ello a una velocidad de 13kbps trabajando con bloques de información de 20 milisegundos.

  • G723.

Este codec también es estándar en banda ancha pero actualmente su uso es obsoleto. Trabaja con modulaciones de 24 y 40 kbit/s y tiene aplicaciones en la multiplicación de circuitos digitales.

Requisitos y restricciones para los RPAS micro y ligero

Para adquirir un dron o pretender poner un negocio relativo a la exploración aérea por medio de estos dispositivos, es necesario conocer las regulaciones que éstos implican. En anteriores artículos se han podido desglosar las regulaciones específicas para el uso de drones, ahora va a ser importante saber las restricciones específicas para los Sistemas de Aeronave Pilotada a Distancia o RPAS del tipo micro, pesado y ligero.

Requisitos y restricciones del RPAS Micro

Las RPAS micro se podrán usar de manera comercial y recreativa, además de que no requerirán una previa autorización, siempre y cuando estas aeronaves se operen dentro de las limitaciones que se mencionarán a continuación:

  1. Que se operen a una altitud máxima de 122 metros o 400 pies sobre el nivel del suelo.
  2. La aeronave pilotada tiene prohibido el alejarse más de 457 metros o 1500 pies de distancia horizontal. Jamás debe ir más allá de la línea visual del piloto que está al mando.
  3. El dron debe operarse a una distancia de al menos 9.2 Km de separación (5 millas náuticas) de cualquier aeropuerto controlado. Se podrá romper esa restricción si se cuenta con una previa coordinación con los Servicios de Tránsito Aéreo), de 3.7 Km o dos millas náuticas de cualquier aeródromo que no esté controlado y de 0.9 Km o 0.5 milas náuticas de cualquier helipuerto.
  4. Las velocidades están restringidas de acuerdo al peso máximo de despegue:

 

Peso máximo de despegue (Kg) Velocidad Operacional Máxima (Km/hr)
0.001 55.00
0.01 55.00
0.1 55.00
0.2 55.00
0.3 53.94
0.4 46.71
0.5 41.78
0.6 38.14
0.7 35.31
0.8 33.03
0.9 31.14
1 29.54
1.1 28.17
1.2 26.97
1.3 25.91
1.4 24.97
1.5 24.12
1.6 23.36
1.7 22.66
1.8 22.02
1.9 21.43
2 20.89

 

 

Los RPAS micro tiene que tener una fabricación con materiales frágiles, fáciles de romper o que cedan a cualquier impacto, de esta forma el riesgo para las personas es mínimo en caso de que se suscite un choque. Asimismo todos los RPAS tendrán la facultad de realizar operaciones sobre la gente siempre que cumplan con los puntos de esta sección y se mantenga por lo menos a una altura de 46 metros o 150 pies sobre las personas.

En relación a la seguridad, las aeronaves pilotadas a distancia de armazón ligero deberán ser provistos de una póliza de Seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros.

Estas pólizas hasta el momento pueden ser adquiridas con algunos de los más grandes e innovadores como Allianz Aseguradora y Caser Seguros entre otros

Requisitos y restricciones del RPAS Ligero

Las RPAS Ligero se podrán usar de manera recreativa, además de que no requerirán una previa autorización, siempre y cuando estas aeronaves se operen dentro de las limitaciones de los incisos b) y c) del punto anterior, ademásde las que se mencionarán a continuación:

  1. Solamente tendrán que operarse dentro de Clubes de Aeromodelismo previamente autorizados por la autoridad aeronáutica; dicho club tiene sus limitaciones, requerimientos y espacios aéreos definidos, por lo tanto las aeronaves y sus operadores deberán cumplir con dichas restricciones.
  2. Mientras se esté operando el RPAS, éste no deberá exceder la velocidad de 161 Km/hr.
  3. El operador del dron debe tener conocimientos apropiados de la aeronáutica.
  4. Están prohibidas las operaciones sobre personas a una altura menor de 152 metros o 500 pies.

Las RPAS Ligero se podrán usar de manera comercial, siempre y cuando estas aeronaves se operen dentro de las limitaciones del inciso c) perteneciente a los RPAS Micro y a los incisos b), c) y d) de los RPAS Ligero de uso recreativo, además de las que se mencionarán a continuación:

  1. Todos los RPAS deben contar con un registro y placa de identificación previamente autorizados por el Registro ante la Dirección General Adjunta de Transporte y Control Aeronáutico de la autoridad aeronáutica.
  2. Autorización de operación de acuerdo a la presentación de los siguientes documentos:

 

  • Información General (Apéndice A Normativo).
  • Matriculación e Identificación.
  • Licencia del personal operativo; piloto RPAS (Apéndice C Normativo).
  • Manual de Operación (Apéndice F Normativo).
  • Estudio Aeronáutico de Seguridad y Administración de Riesgos (Apéndice G Normativo).
  • Póliza de Seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros.

Todos los RPAS de esta categoría y uso, tendrán que aplicar procedimientos de evasión de cualquier otra aeronave, con el objetivo de que no haya una colisión que ponga en peligro a las personas.

Ahora sabemos la importancia de conocer las limitaciones restrictivas de la operación de drones en México. En el siguiente artículo nos enfocaremos a describir los requisitos y restricciones del RPAS Pesado.

Siguiente artículo.

Regulaciones Específicas Para El Uso De Drones En México. (2a Parte)

Cómo vimos en la primera parte del artículo «Regulaciones específicas para el uso de drones en México» continuamos con dichas especificaciones ya que pretendemos mostrarte la segunda parte del contenido ya que si tú tienes un dron o pretendes desarrollar un negocio con estos equipos, será importante que comprendas detalladamente todas las reglas que hay que seguir ya que con el tiempo cada vez será más importante seguir las reglas correctamente.

La siguiente parte atañe principalmente a la operación de los equipos y a las responsabilidades que adquiere el operador.

e.- Los drones o RPAS no deberán ser utilizados para transportar  mercancías que puedan ser peligrosas, el tipo de mercancías puede estar determinada por su peso y el contenido, el peso está directamente relacionado con el peso del equipo, ya que no deberá ser mayor a las especificaciones de lo que éste puede transportar.

Por otro lado el tipo de mercancía no deberá ser ninguna substancia peligrosa, armas o explosivos y tampoco deberán transportarse mercancías que puedan estar fabricadas con materiales que puedan dañar a una persona o un espacio específico, por ejemplo, no se podrán transportar equipos que utilicen pilas de ningún tipo ya que éstas podrían estar consideradas como explosivos por el tipo de componentes que utilizan.

f.- El operador deberá mantener el control de la dirección del equipo en todo momento, no podrán usarse en ningún momento los ajustes automáticos determinados por una programación de dirección controlada por el gps, ya que esta podría perderse dependiendo de las condiciones climáticas y de señal.

g.- La responsabilidad caerá totalmente en el operador en caso de un accidente o de daños causados a terceros o propiedades que pudieran ser afectadas por uno de estos equipos.

h.- El operador será el único responsable del mal uso que se le dé a la información obtenida por el equipo durante su operación, esta información puede estar relacionada con los datos de coordenadas y otro tipo de información que recopile el equipo, esto también va enfocado a los equipos que usan cámaras de rastreo o de filmación, si en un momento dado el equipo logra captar información que está prohibida obtener, el operador podría ser sancionado.

i.- El operador del RPAS es el único responsable de respetar todas las    leyes, reglamentos y normas establecidas por la ley federal o local, todas estas relacionadas con la Seguridad Nacional, Seguridad Pública, protección de la privacidad, propiedad intelectual, entre otras.

En esta parte hay que tener bien claro cómo protege la ley todos los aspectos de cada uno de estos rubros ya que se puede incurrir en delito si se pasan por alto alguno de éstos rubros, pongamos por ejemplo, que usted está realizando una filmación, su equipo logra sobrevolar una propiedad privada como un banco, esto podría causarle problemas si usted no tiene claro que este tipo de recintos están protegidos por ciertas reglamentaciones de seguridad y peor aún si usted llega a difundir por algún medio (redes sociales) este tipo de información.

j.- El operador del dron o RPAS no deberá operarlo de forma negligente o temeraria, que ponga en peligro la vida o la propiedad de terceros. (¿qué   quiere decir esto? que no se deberá hacer maniobras riesgosas o jugar de tal manera en que el equipo se acerque demasiado a personas, lugares o realizar maniobras provocativas con agresión.)

k.- Los RPAS deberán ser operados durante las horas oficiales que son entre la salida y puesta del sol, solo se podrán operar fuera de éste horario si se ha obtenido un permiso especial por parte de una autoridad de aeronáutica para vuelos nocturnos o de la IFR.

l.- El operador del equipo deberá ceder si excepción alguna el derecho de paso a cualquier tipo de aeronave tripulada, solo que qué el RPAS y la otra aeronave estén bajo control positivo o sincronizado por los servicios de tránsito aéreo.

m.- El dron o RPAS no deberá operarse desde vehículos en movimiento, a menos que el vehículo esté moviéndose sobre el agua y esto sea   absolutamente indispensable para poder operar de forma adecuada el equipo en vuelo.

n.- Los equipos con matrícula o registro extranjero y/u operados por extranjeros con fines científicos, deberán de solicitar permiso a la Secretaría de la Defensa Nacional en cumplimiento al artículo 29 fracción XVIII  de la Ley orgánica de la Administración Pública Federal.

Próximo artículo: Requerimientos y limitaciones de los RPAS Micro.

Cómo Instalar Una Cámara Ip

Anteriormente hablamos de las ventajas de contar con un sistema de seguridad en el hogar y de la manera más sencilla de lograrlo sin requerir de la instalación de monitores especiales: utilizar cámaras IP. En esta ocasión hablaremos de la manera de instalar una cámara de este tipo para que funcione perfectamente. Es importante mencionar que el procedimiento de instalación varía dependiendo de las características particulares de la cámara en cuestión, esta entrada sólo pretende ser una guía pero para garantizar el buen funcionamiento del equipo es necesario consultar su instructivo de uso e instalación.

Las cámaras IP no necesitan permanecer conectadas a monitores para visualizar las imágenes que captan pues las transmiten por internet, de esta manera tenemos la posibilidad de monitorear el lugar donde hayamos instalado la cámara desde cualquier sitio con conexión a internet. La única desventaja de este tipo de cámaras es que tienen que permanecer conectadas a internet en todo momento pues sólo de esta manera pueden enviar los datos al portal en el que transmiten las imágenes captadas.

Las cámaras IP no requieren de conexión a ordenadores porque, por decirlo de alguna manera, contienen su propio ordenador que procesa los datos y los transmite vía remota. Otra particularidad de este tipo de cámaras es que pueden programarse de diferentes maneras de modo tal que sólo se activen cuando detectan movimientos o para que sigan una secuencia de movimientos, por ejemplo. El software que emplean para funcionar está en constante actualización para que el equipo se mantenga funcionando correctamente y aunque se trata de cámaras sofisticadas, no se necesita de conocimientos técnicos especializados para poder instalarlas.

Lo primero que se tiene que hacer es elegir el lugar en el que se ubicará la cámara. Hecho esto se procede a la instalación del hardware, que es en sí la cámara con sus cables de alimentación correspondientes.

  • Conecta a la cámara la antena WiFi
  • Conecta la cámara a un puerto LAN en el router con un cable de red
  • Conecta la cámara a un enchufe

Estos primeros pasos pueden variar dependiendo del modelo de la cámara y de las características de tu conexión a internet. Los modelos que no tienen WiFi invariablemente tendrán que conectarse directamente al router pero aunque la cámara sea WiFi, si la conexión inalámbrica no cuenta con la estabilidad suficiente o potencia para poder transmitir las imágenes captadas por la cámara sin interferencias, lo mejor es que conectes el equipo a la conexión de ethernet. Te recomendamos que las tomas de corriente que utilices estén cerca de la cámara para evitar cables enredados que podrían ocasionar accidentes y en caso de que sea necesario, deberás hacer modificaciones en la instalación eléctrica para disponer de toma corrientes cercanos a las cámaras.

Los siguientes pasos corresponden a la instalación del software y a la configuración de las cámaras. Muchas personas podrían pensar que no puede encargarse de esto solas, sin embargo, las cámaras traen además de un manual, un software de instalación que facilitará la tarea.

  • Ejecuta el programa IP desde el CD o descargándolo en línea
  • Cuando se abra el programa selecciona la cámara IP para configurarla

En caso de que el software no reconozca la cámara, asegúrate de que la conexión a internet del equipo sea buena. Una vez que selecciones la cámara desde el software, se abrirá un navegador en el que podrás configurar la contraseña de acceso a la cámara para poder monitorear las imágenes que capte. La primera vez que se utiliza el navegador es posible que solicite instalar un complemento, este se puede descargar directamente de internet. Hecho lo cual se tiene que asignar una dirección IP a la cámara, para ello tenemos que conocer el IP local de nuestro router, así le podremos dar uno del mismo tipo a nuestra cámara IP para acceder a ella desde cualquier lugar.

Finalmente, si el modelo de la cámara es WiFi, se tiene que configurar la conexión. Para hacerlo:

  • Accede a la cámara desde tu navegador
  • Selecciona el menú ajustes o configuración y dirígete a la opción WiFi
  • Elige buscar o escanear para encontrar todas las redes disponibles
  • Selecciona tu red WiFi e introduce la contraseña
  • Guarda el WiFi
  • Desconecta el cable de red

Además de esta instalación y configuración básica, las cámaras IP ofrecen la posibilidad de programarse para comenzar a grabar sólo cuando detectan movimiento, para enviar correos electrónicos a una dirección preestablecida con imágenes de lo que ha captado, entre otros. Las configuraciones que se pueden aplicar a una cámara varían dependiendo del modelo, pero se pueden hacer desde el menú del software de administración del equipo disponible en la red. En futuras entradas te explicaremos cómo configurar tu cámara con alarmas de detección de movimiento, para el envío de imágenes adjuntas vía correo electrónico, para subir imágenes a un servidor y para configurar las áreas de detección de la cámara.

Las cámaras IP son cada vez más accesibles y debido a la inseguridad que se vive cotidianamente, resultan necesarias no sólo en grandes comercios, oficinas y negocios, sino también en el hogar. Sabemos que hasta hace algunos años contar con sistemas de vigilancia era exclusivo de las grandes residencias, pero proteger nuestro patrimonio y garantizar la seguridad de nuestra familia es algo que a todas las personas nos interesa, por ello cada vez son más quienes se deciden por instalar cámaras de seguridad en sus casas. Contáctanos para conocer las cámaras de seguridad que tenemos para ti, con gusto te atenderemos.

Cámaras de Seguridad ¿Instalar un Sistema de Vigilancia en el Hogar?

Los altos índices de inseguridad en que se viven en el país, particularmente en las ciudades grandes, ha hecho que cada vez sean más las personas que deciden instalar un sistema de vigilancia en su hogar. Lo que hasta hace algunos años podía parecer un lujo o una necesidad exclusiva de las grandes residencias cada vez se ha popularizado más pues, sin importar el tamaño de nuestro hogar, necesitamos reforzar los niveles de vigilancia para garantizar la seguridad de nuestra familia y de nuestro patrimonio.

Uno de los factores que ha contribuido a que los sistemas de vigilancia estén ganando más popularidad es lo accesibles que se han convertido. Gracias al avance tecnológico y a la alta competencia en el mercado, los precios de las cámaras de seguridad, por ejemplo, tienen un precio razonable que muchas más personas pueden pagar. Sumado a esto, los avances tecnológicos han permitido la simplificación de estos sistemas ¿a qué nos referimos con esto? A que ya no es necesario instalar circuitos complejos con cientos de cables por toda la casa que requieran de hacer modificaciones en la estructura arquitectónica para que no se vean. De hecho, mucho de estos sistemas para el hogar los podemos instalar nosotros mismos, sobre todo si están compuestos por cámaras IP.

Hasta este punto es posible que para muchas personas la instalación de cámaras de seguridad en su casa pueda seguir alejado de una necesidad real porque su función está limitada a la detección de intrusos y, por supuesto, que a nadie le gusta pensar que alguien querría entrar a su casa a robar o hacerle daño a su familia. Desafortunadamente, como ya hemos mencionado, el estado en que se encuentra el mundo nos hace mucho más vulnerables a sufrir robos y otro tipo de siniestros. Incluso si nuestra casa no es muy grande u ostentosa, lo mejor es tenerla siempre monitoreada para poder actuar rápidamente en caso de que se presente algún problema.

Por otra parte, los sistemas de vigilancia también resultan muy útiles para monitorear a nuestra familia, principalmente si tenemos niños en casa. Con una cámara de seguridad podemos estar al pendiente de lo que hacen mientras no estamos. En este sentido la vigilancia también es útil en los casos en que personas ajenas a nuestra familia tengan acceso a nuestro hogar, como empleados de entrada por salida o de planta, así tendremos conocimiento de si entraron a alguna habitación de acceso restringido o realizaron alguna actividad inapropiada en nuestro hogar.

Si deseas aumentar la seguridad en tu hogar con un sistema de vigilancia en Branatech te recomendamos que optes por cámaras IP. Las cámaras IP tienen la ventaja y particularidad de que no necesitan estar conectadas a ordenadores que sirvan como monitores, pues las imágenes que captan las transmiten a través de la red de internet, de modo que puedas estar al pendiente de lo que registren prácticamente desde cualquier lugar. Esto es posible gracias a que este tipo de cámaras incluyen su propio ordenador, por decirlo de alguna manera y por su conexión al protocolo de Internet pueden enviar datos por correo electrónico o transmitir directamente a un portal de usuario.

Las cámaras IP se pueden programar de diferentes maneras, ya sea para seguir una secuencia de  movimientos o para activarse sólo cuando detectan movimiento en una habitación. Además tiene la gran ventaja de que se controla vía remota y que el software con el que funciona se puede actualizar constantemente. Para instalar una de estas cámaras en tu hogar no requieres de muchos conocimientos técnicos, basta con que planees bien en dónde la colocarás y que sigas las instrucciones del fabricante para configurarla. En caso de que se te complique hacerlo, en cualquier momento puedes llamar a un técnico especialista para que te asesore y así puedas tener la confianza de que el sistema está bien instalado y que funcionará correctamente.

El primer paso para instalar un sistema de vigilancia con cámaras IP es que elijas el lugar donde se ubicará cada una de ellas. No es necesario que coloques una cámara en cada esquina, te recomendamos que priorices las áreas de mayor riesgo y revises cuánto espacio puede cubrir la cámara (esto depende de los lentes con los que esté equipada). Una vez que hayas decidido dónde ponerlas, tienes que conectarlas tanto a la toma de corriente como a la conexión de Ethernet, en caso de que tu conexión WiFi no tenga la suficiente estabilidad para poder transmitir imágenes sin interferencias. En este punto pueden ser necesarios los servicios de un electricista que nos ayude a hacer la conexión.

Una vez que estén instaladas las cámaras procederemos a configurarlas. Las cámaras de seguridad IP traen siempre un manual y un software de instalación (ya sea en CD o para descargar en línea). Debido a que la configuración varía según el fabricante y el modelo de la cámara, te recomendamos que leas las instrucciones del manual y que en caso de que tengas dudas o surja algún problema durante el proceso, contactes al servicio técnico para que te asesore. Cuando hayas configurado todas las cámaras puedes acceder a la aplicación que incluyen para monitorearlas, esta aplicación registra la dirección IP de las cámaras para poder mostrar lo que cada una está captando.

Como puedes ver, instalar un sistema de vigilancia no es tan complejo como parece y la mayor dificultad que se te podría presentar en el proceso es que tu señal de WiFi sea débil e inestable, cosa que puedes solucionar usando algunos adaptadores o repetidores de señal, que son bastante útiles y accesibles.

Recuerda que en Branatech tenemos lo mejor en cámaras de seguridad IP a un excelente precio para que no dudes más y te decidas a instalar un sistema de vigilancia altamente confiable en tu hogar.