Drones y negocios innovadores en la industria restaurantera

Los primeros antecedentes para los envíos a domicilio

Sin duda, uno de los temas actuales es el uso de los drones, y no es para menos el que reciban toda la atención, y es que resulta una tecnología muy útil para la sociedad hoy en día, sobre todo en temas de exploración y rescate. Aunque sus usos muy probablemente se extenderán a un gran número de aplicaciones.

También es importante mencionar que éste tipo de dispositivos están regulados por sus normas oficiales de aeronáutica, que exponen sus reglamentaciones generales y que tal vez en algunas cuestiones específicas puedan variar de acuerdo al país de origen.

Ya sabiendo eso, muchas compañías que se dedican a la elaboración y distribución de alimentos, sobre todo en el rubro de la comida rápida, están empezando a usar los aviones no tripulados para la rápida entrega de su comida, al menos compañías en Estados Unidos y el Reino Unido. Obviamente al ser una nueva propuesta, puede que haya opiniones separadas por parte de las personas o clientes en general, algunos lo ven como una gran idea práctica y otros como algo que se debería re plantear, porque podría ser contraproducente.

Primero hay que verlo desde dos vertientes:

1.- Entrega de comida y suplementos de auxilio después de una catástrofe natural. Es la principal razón por la que se hacia el transporte de alimentos y herramientas básicas de supervivencia.

2.- Algunos países como Japón, Brasil o el mismo México, poseen zonas rurales que en algunos de los casos son de complicado acceso.

En el mismo país nipón, el Ministerio de la Tierra se ha puesto a la tarea de resolver tan compleja tarea; con los RPAS, pretenden acarrear alimentos y demás suministros a las personas de tercera edad que se encuentran en una situación de difícil acceso, sobre todo en los últimos metros, que es cuando se complica el transporte por vía terrestre, de esa forma se ahorran en gastos y satisfacen a las personas.

En ese mismo país, el servicio a domicilio por parte de drones es una realidad. Por lo menos en transportación de leche y hasta vino, teniendo en cuenta los cuidados inherentes de tal actividad. Algunas de las mercancías aterrizaban en techos sin que éstos sufrieran alteración alguna. Asimismo se está planteando la posibilidad de suplir medicamentos a áreas de difícil acceso para la mayoría de la gente.

Existen dispositivos aéreos no tripulados que funcionan de manera automática, con rutas ya trazadas para la entrega de mercancía o alimento, sin embargo, las compañías de distribución que cuentan con tal tecnología, se han visto un poco limitados por las regulaciones federales aeronáuticas, sobre todo en Estados Unidos, donde está muy bien regulado ese tópico, por lo que dichas empresas han tenido que trabajar de forma manual, con operadores muy bien capacitados. Aunque es completamente razonable, ya que el movimiento en zonas urbanas muy pobladas podrías ser un auténtico desafío, teniendo que manejarse los dispositivos a determinadas alturas por encima de los techos de los edificios, y a una velocidad standard.

Es de esperar que un proyecto de envío a domicilio de alimentos por parte de las grandes cadenas de comida, todavía esté en una fase primaria. No porque no esté regulado en algunos países, significa que las empresas tengan que tomar el tema a la ligera, siempre tienen que pensar que un RPA es un aparato que se debe operar con el mayor de los cuidados, ya que su naturaleza implica estar en contacto directo o indirecto con las personas.

No sería extraño que en un futuro seamos testigos de la evolución en cuanto a entrega a domicilio de comida, bebidas, medicinas o mercancía en general en muchas partes del mundo, con sistemas automatizados que contengan rutas específicas por las cuales tengan que navegar los drones.

Evaluación de los riesgos en el entorno en la operación de drones y Apéndice H informativo (Primera Parte)

Ya hemos recalcado con anterioridad lo importante de checar ciertos elementos antes de proceder a pilotar una aeronave no tripulada, como verificación de clima y ensamblajes, así como prevención de fallos y posibles accidentes durante la operación. Igualmente empezamos a ver el Apéndice G Normativo, el cual detalla las valoraciones del riesgo en pilotar los RPAS. Ahora continuaremos con este apéndice.

Apéndice G Normativo

G.2. Para evaluar por medio del sistema se debe de tener en cuenta a las personas, medios y entorno.

  1. a) Infraestrucutra en el área donde se va a operar el RPA.
  2. b) Inconvenientes.
  3. c) Ventajas, provechos y equipamiento del dispositivo aéreo.
  4. d) Recorrido para despegar y aterrizar con el objetivo de evitar los obstáculos.
  5. e) Procesos de operación del vuelo.
  6. f) Comunicación y área de sobrevuelo.
  7. g) Transferencia de datos “LINK” de mando y revisión.
  8. h) Capacitar y adiestrar a los involucrados.
  9. i) Operadores o pilotos.
  10. j) Personal que esté al tanto de la seguridad de la operación en tierra.

G.3. Valorar los peligros.

Para este proceso de evaluación de riesgos, la Autoridad Aeronáutica otorga el permiso para que el piloto del dron use los procedimientos establecidos en la NOM-064-SCT3-2012 (Norma Oficial Mexicana). Esta norma describe todo lo relacionado al Sistema de Gestión de Seguridad Operacional (SMS: Safety Management System), difundida el 7 de enero del año 2013 en el Diario Oficial de la Federación.

El piloto tiene permitido el ofrecer una alternativa en las condiciones de seguridad y gestión de los peligros para el vuelo de las aeronaves tripuladas a distancia, siempre y cuando vaya dirigido directamente a la Autoridad Aeronáutica. El documento tiene que ser claro y demostrar realmente las actividades para mitigar o prevenir cualquier tipo de riesgo durante la operación.

Apéndice H informativo – Significados y abreviaciones

H.1. Para cualquier efecto del presente listado obligatorio, se presentarán los significados y abreviaciones correspondientes:

  1. a) Accesorio: Instrumento que es utilizado como herramienta para la operación del dispositivo aéreo, ya sea desde un principio o como componente emergente en situaciones que lo precisen. No forma parte del cuerpo de la aeronave.
  2. b) Aeronave: Se refiere a cualquier vehículo aéreo que tiene la facultad de volar por una determinada área de vuelo, con o sin tripulación, ya sea de carga o correo.
  3. c) Aprobación de Tipo: Es un documento que especifica el diseño y funcionamiento del dron, con todo lo que eso implica, estructura, controles, estándares de aeronavegabilidad, pruebas de seguridad en despegue, pleno vuelo y aterrizajes, entre otras características.
  4. d) Autoridad Aeronáutica: La Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil.
  5. e) Boletín de servicio: Es un documento que emite el creador del RPA y va dirigido al que adquirió la aeronave, donde se especifican nuevas acciones de operación, así como actualización en todo lo que tenga que ver con el mantenimiento de un dispositivo. Todo esto en favor del funcionamiento del mismo.
  6. f) Carga de Paga: Todos los elementos que estén a bordo del dron fijo que no sea fauna u otra clase de objetos que pudieran caerse.
  7. g) Certificación: Proceso que sirve para que un determinado producto se adapte perfectamente a las leyes, normas y lineamientos que las organizaciones locales y federales tengan que otorgar al respecto.
  8. h) Certificado de aeronavegabilidad: Documentación oficial que avala que la aeronave pilotada a distancia está en su punto para realizar las operaciones que le confieren, ya que cumple con las características técnicas necesarias para el trabajo.
  9. i) Certificado de matrícula: Documentación que sirve para identificar y estipular la nacionalidad del dispositivo volador.
  10. j) Circular de Asesoramiento: Publicación para informar a los involucrados acerca de un proceso que tiene información técnica y administrativa de la Autoridad Aeronáutica.

En el siguiente artículo continuaremos con las definiciones importantes en torno al tema de los RPAS, como componentes, y organismos o documentos involucrados para su funcionamiento.

Investigaciones arqueológicas con drones

En países con una riqueza histórica, cultural y arqueológica como México y Perú, parecía solo una cuestión de tiempo para que se comenzaran a utilizar las nuevas tecnologías para llevar a cabo diferentes proyectos de investigación en estos campos. Y así ha sido, pues durante los últimos años se han comenzado a utilizar drones en estos dos países con el objetivo de capturar imágenes y video en alta definición en diferentes zonas arqueológicas para su estudio, análisis, investigación y exposición al público general y estudiantes.

Los RPAS adquiridos por las instancias correspondientes de cada país pueden alcanzar una altura de hasta 400 metros sobre el área, cuentan con cámaras de alta definición y precisión para poder capturar imágenes de zonas arqueológicas de gran interés con la mayor calidad posible, con lente de ojo de pez para abarcar la mayor área posible e incluso pueden capturar ortofotos, lo que permite a los usuarios e investigadores reconocer de manera precisa los sitios prehispánicos en los que hay áreas de petroglifos e identificar zonas donde hubo asentamientos humanos.

Cabe aclarar que las ortofotos son un tipo particular de fotografía de alta resolución que están marcadas con puntos GPS generados por técnicas fotogramétricas, esto con la finalidad de poder llevar a cabo mediciones del lugar, como si se tratase de un plano geográfico.

Estas herramientas tecnológicas están así siendo utilizadas por primera vez para la investigación arqueológica en estos dos países y sus resultados hasta el momento han sido bastante prometedores, pues ha sido posible identificar áreas y encontrar detalles de los que no se tenía información hasta el momento. Por lo tanto, se espera que en el futuro próximo sea posible conformar un Sistema de Información Geográfica (SIG) a partir de la información obtenida y poder generar mapas completos de las diferentes zonas arqueológicas que se exploren.

Los beneficios que los RPAS pueden ofrecer al campo de la arqueología son tan vastos que desde los primeros vuelos que se llevaron a cabo resultó sumamente obvio el enorme avance en cuanto a captura de imágenes, el levantamiento de detalles específicos de las estructuras arqueológicas que no se había podido obtener con anterioridad, incluso en zonas de difícil acceso para el hombre y otros dispositivos.

Asimismo, la efectividad de los drones para facilitar y llevar a cabo el reconocimiento y levantamiento topográfico de los monumentos, edificaciones, ruinas y zonas arqueológicas prehispánicas fue bastante notoria desde el primer momento en que se comenzaron a utilizar estos dispositivos aéreos.

Todo esto ha favorecido y facilitado no solo el monitoreo efectivo y constante de las diferentes áreas y zonas arqueológicas que se han investigado, sino también ha ayudado a conformar un archivo histórico del lugar mismo y generar modelos tridimensionales de la zona, las construcciones y monumentos, lo que facilita la investigación, enseñanza y exposición de los hallazgos.

Cabe mencionar que la gran utilidad de estas aeronaves en el campo es su capacidad para enviar la información a cualquier dispositivo (tablet, laptop o PC), por lo que los investigadores pueden tener los datos en tiempo real e identificar en el momento alguna zona de interés y centrar la investigación en dicho punto específico sin tener que esperar a realizar una evaluación de todas las imágenes, fotografías y videos captados por el equipo.

Gracias a las aplicaciones de fotogrametría con la cuentan las cámaras del equipo es posible reconstruir de manera tridimensional todo el lugar que se está estudiando, generar una ortofoto con los datos captados y así generar un modelo de elevación digital con el fin de captar de la manera más precisa posible los rasgos, peculiaridades y detalles arqueológicos, arquitectónicos y topográficos del lugar.

Gracias a estas funciones y aplicaciones tan avanzadas y útiles que ofrecen los drones para estas tareas arqueológicas, los investigadores aseguran que los datos e imágenes obtenidas harán posible obtener un plano completo y fidedigno de las zonas arqueológicas que se estudien, de los detalles de la zona, las particularidades de las construcciones e incluso algunos rasgos sobre la vida que se llevaba en el lugar con base en el análisis de las ruinas y vestigios.

Pero lo más importante que los investigadores aseguran que se puede encontrar gracias al uso de RPAS en este campo son la captura de imágenes y videos de muchos grabados rupestres, pues gracias a las aplicaciones de las aeronaves no tripuladas utilizadas es posible tener estos grabados muy bien georreferenciados, con cédulas y coordenadas precisas, de manera que ya no se dependa de los planos antiguos y rudimentarios, carentes de precisión.

Además, los profesionales del área aseguran que estos equipos pueden utilizarse durante diferentes épocas del año para poder identificar cambios provocados por fenómenos naturales. Por ejemplo, en zonas arqueológicas que se encuentran cerca de la costa o en ella, es común que la marea alta y baja afecte su apreciación, ya que la marea alta deposita arena en el área y no es posible apreciar ciertos detalles de las rocas y construcciones, mientras la marea baja se lleva mucha de esta arena, lo que permite observar mejor las expresiones rupestres.

Por lo tanto el uso de los drones en diferentes épocas del año permite monitorear estos cambios e identificar detalles que en determinas circunstancias, épocas y condiciones no se pueden detectar ni apreciar en su totalidad.

Otro beneficio que estos equipos ofrecen es, por supuesto, el acceso a ciertos lugares y zonas arqueológicas de difícil acceso. En Perú, por ejemplo, debido a su geografía, muchas de las áreas que se desean investigar están en zonas montañosas donde difícilmente se puede acceder con otro tipo de equipos, sin embargo, con una aeronave no tripulada la investigación, monitoreo, mapeo, registro tridimensional y captura de imágenes resulta mucho más sencilla.

Cabe mencionar que este tipo de investigaciones también ayudan de manera considerable a la delimitación de la poligonal, es decir, determinar el área de estudio y realizar la declaración para que las autoridades correspondientes consideren el lugar como zona arqueológica y así poder realizar los estudios sin inconvenientes y con el tiempo y espacio necesarios para ello.

Como ya se ha mencionado, aunque parezca difícil, este tipo de tecnología también ayuda considerablemente al estudio de los asentamientos pretéritos, pues gracias a los vuelos y el monitoreo realizados por los RPAS es posible observar de manera detenida y detallada diferentes espacios y así poder determinar los lugares donde probablemente hubo asentamientos humanos e incluso algunas de las actividades que realizaban de manera común.

Como prueba de ello están los ejemplos de asentamientos que se han identificado hasta el momento en Sinaloa, donde se encontraron los restos de algunos asentamientos de grupos sedentarios, una tumba tradicional y algunos montículos que después de ser investigados se descubrió que ocultaban restos de viviendas arquitectónicas. Estos descubrimientos se lograron gracias al uso de estas herramientas, pues con otro tipo de tecnología y métodos, difícilmente se habría logrado descubrir estas zonas.

Esta es una prueba más de la enorme utilidad que las aeronaves no tripuladas pueden tener para el ser humano y sus diferentes campos de estudio. Este tipo de investigaciones son las primeras que se realizan en México y Perú, pero seguramente continuarán en progreso y los descubrimiento no se harán esperar.

Así, a comienzos del siglo XXI la internet y la tecnología satelital revolucionaron al mundo y se convirtieron en la herramienta predilecta para muchos investigadores, pero en la actualidad, los drones están desplazando a estas alternativas y se han convertido en la herramienta tecnológica más utilizada en muchos campos, con mayor desarrollo y cuyas posibles aplicaciones solo tiene como límite la imaginación de los usuarios y diseñadores.

Los futuros avances de los drones

Como es natural suponer, el avance tecnológico de los drones no ha concluido, al contrario, es posible que esta innovadora y moderna tecnología aún se encuentre en periodo de desarrollo y no haya alcanzado el máximo de su potencial. Esto se puede comprobar al investigar un poco y conocer algunos de los grandes avances que se han logrado hasta el momento en este sector, pero, sobre todo, al conocer los proyectos e ideas que se tienen a futuro para estos dispositivos.

En general, es posible notar que la naturaleza se ha convertido en la principal fuente de inspiración para muchos de los investigadores y especialistas que trabajan en el campo y que están en búsqueda de mejorar estos vehículos aéreos no tripulados, pues muchos de los nuevos diseños, las nuevas funciones y las nuevas implementaciones se basan claramente en elementos de la naturaleza.

Los más destacados equipos de investigación trabajan en la actualidad en proyectos que implican aeronaves no tripuladas con un diseño basado en los diferentes mecanismos que algunas aves, murciélagos, insectos y otros animales voladores utilizan en su hábitat natural, esto con el objetivo de solucionar algunos de los inconvenientes habituales que los RPAS tienen que afrontar cuando navegan, sobre todo en entornos complicados.

De esta manera, se espera que pronto estos dispositivos puedan ofrecer funciones novedosas para el usuario como evitar obstáculos, planear, realizar mejores despegues y aterrizajes, recoger y entregar objetos, todo esto con el objetivo de que estos vehículos aéreos no tripulados puedan ser usados para la toma de video e imágenes sin inconvenientes en cualquier tipo de entorno, tanto urbano como natural y así mejorar muchas de las tareas que ya realizan como vigilancia militar, búsqueda y rescate, filmación con fines artísticos o publicitarios, investigación académica, entre otras, además de ofrecer nuevas funciones en otros sectores donde aún no se utilizan con frecuencia los drones.

Un claro ejemplo de esto son los RPAS diseñados y probados en Japón para tareas de búsqueda y rescate. Se trata de dispositivos diseñados con base en las características de vuelo de algunas aves, lo que ha permitido que los equipos puedan alcanzar zonas de difícil acceso, zonas que incluso un vehículo no tripulado normal no puede alcanzar. De esta manera se espera que las tareas de búsqueda y rescate puedan facilitarse un poco.

En Hungría, por su parte, también trabajan con diseños basados en aves, pero esperan lograr que un grupo de aeronaves sean capaces de trabajar en equipo y volar tal como lo haría una bandada de pájaros. La eficiencia de este proyecto ya ha sido puesta a prueba, pues varios de estos dispositivos fueron utilizados para seguir en conjunto a un automóvil, tomar video e imágenes claras y nítidas, lo cual tuvo resultados excelentes.

De igual forma, ya existen diferentes tipos de aeronaves no tripuladas que son tan pequeñas como un insecto y que incluso tienen la forma de uno, esto con el objetivo de realizar tareas de investigación en lugares donde el espacio es muy limitado e incluso donde el ser humano no podría acceder por cuestiones de tamaño. Por supuesto, este tipo de proyectos también tiene fines policiales y militares, ya que es una excelente herramienta para la vigilancia.

No obstante, la utilidad de los drones insecto no se limita a funcionar como sistema de vigilancia, pues hay varios proyectos que buscan crear y utilizar dispositivos con características de vuelo muy similares a las de algunos insectos y utilizarlos para llevar a cabo tareas de reconocimiento de terrenos, sobre todo en proyectos agrícolas, mineros, petroleros e incluso en investigaciones académicas.

Por supuesto, el principal inconveniente y el aspecto en el que más trabajan los investigadores y diseñadores actualmente, más allá de las cualidades particulares de vuelo de los Remotely Piloted Aircraft Systems, similares a las de algunos animales, es la resistencia y durabilidad, pues una vez que se despliegan estos dispositivos en el mundo real, fuera del laboratorio, hay ciertas condiciones a las que se deben enfrentar y que deben superar como calor extremo, frío extremo, lluvia suave o torrencial, altos niveles de humedad en el aire, tormentas eléctricas, gran cantidad de polvo en el aire y otras condiciones que pueden afectar considerablemente a la aeronave.

Es por ello que los especialistas trabajan para ofrecer dispositivos sumamente resistentes, que puedan ser utilizados en entornos donde haya condiciones de viento fuerte y helado, con lluvia o remolinos, con altas o bajas temperaturas, humedad o sequedad, etcétera. Lograr esto sería de enorme ayuda para quienes utilizan drones con fines científicos y académicos y, por supuesto, para tareas de búsqueda y rescate donde las condiciones climáticas no pueden ser controladas y tampoco se puede esperar a que estas mejoren.

Un proyecto realizado en Estados Unidos utiliza como diseño base algunas características típicas del vuelo de las polillas e incluso su estructura, pues esto ayuda a la aeronave a mantener estabilidad y lograr cumplir con su tarea de vuelo y toma de imágenes incluso en áreas con un viento intenso y remolinos. Debido al éxito inicial en el laboratorio ya se trabaja en el diseño final para probar los dispositivos en el mundo exterior con condiciones naturales reales.

Por supuesto, como parte de todos los proyectos, el ahorro de energía y la eficiencia energética son aspectos fundamentales, pues es imprescindible hallar una forma de crear un diseño funcional de los RPAS con funciones y formas de vuelo innovadoras, pero al mismo tiempo reducir la cantidad de energía consumida y aprovechar esta al máximo para que los equipos puedan desplazarse de un sitio a otro y tomar imágenes y video sin contaminar ni consumir demasiada energía.

Y al respecto una innovadora idea que ha tenido un grupo de investigadores es la de crear un dispositivo con una estructura muy similar a la de las ardillas voladoras, de manera que la aeronave inicie el vuelo y al llegar a determinada altura se apague su motor, pero se mantenga en el aire gracias a una función de planeo, por lo tanto la toma de imágenes y video se sigue realizando sin inconvenientes y al mismo tiempo se ahorra energía de vuelo.

La mayoría de estos proyectos aún se encuentran en proceso, pero algunos ya han sido probados y utilizados con éxito en entornos y situaciones reales, por lo que solo queda esperar y conocer las innovaciones y mejoras más recientes en el campo y disfrutar de ellas, ya sea como espectadores o como usuarios de estas extraordinarios y revolucionarios dispositivos voladores.

Como conclusión, por lo tanto, únicamente se puede reiterar una vez más que los drones son, indudablemente, una de las invenciones más maravillosas de la época, con un gran potencial y que prometen ser de gran ayuda para el ser humano en muchos de sus ámbitos de desarrollo, con resultados completamente benéficos para el mundo.

Procedimientos y verificaciones en la operación de drones

Apéndice F y G normativo para el vuelo de RPAS

Continuando el apéndice F normativo.

  1. A continuación se tiene que poner atención en todo el procedimiento que permite explorar el sitio dónde se pondrá a trabajar el equipo.

B -1. Inspección y visto bueno del sitio. Es necesario verificar atenta y profundamente el área para operar el RPA para así poder observar los posibles peligros o identificar los riesgos.

B -2. Elegir la zona para operar la aeronave y alterna. Poner especial atención en los alrededores, así como en la zona de aterrizaje en su forma, tamaño, ángulo de pendiente.

B -3. Reunión informativa para los operadores y tripulantes. Es esencial que todos los involucrados estén al tanto de tareas, así como lo que deben hacer durante la operación, estar al tanto de emergencias y las responsabilidades que le toca a cada quien.

B -4. Proceso de cordel. Adherir a los requerimientos de separación.

B -5. Comunicaciones. Es trascendental establecer la comunicación con las autoridades encargadas de la torre de control, supervisores locales y las personas de tránsito aéreo.

B -6. Chequeo del clima. Esto para asegurarnos de cómo proceder y considerar las limitaciones de operación del dron.

B -7. Reabastecer las baterías, y cargar el dispositivo aéreo.

B -8. Unidad para aterrizar. Seguridad de la unidad y el medio de recuperación.

B -9. Preparativo y correctivo del ensamblaje del RPA. Esto acorde a la instrucción dada por el fabricador.

B -10. Verificar el prevelo del dispositivo aéreo. Hay que checar que ya esté cubierta esta parte o que venga en algún otro manual.

  1. Procesos de vuelo. El paso a paso del vuelo tienen que estar en el manual del operador o su similar, y es muy importante checar que se cubran todos los aspectos de la seguridad.

C -1. Encender

C -2. Despegar

C -3. En operación

C -4. Aterrizar

C -5. Apagar

  1. Proceso de emergencia

D -1. Procedimiento de control adecuado para la aeronave pilotada a distancia. Es trascendental tomar en cuenta los sucesos que pudieran provocar fallas en el vuelo del dron o durante la misma finalización del vuelo. Estar al tanto de la seguridad de las conexiones de radio/control, así como las provisiones para la conclusión en el suceso de falla de cualquier sistema importante.

D -2. Fuego. Peligros y disposiciones preventivas tienen que ser razonadas como importantes a la clase de energía o combustible usados por los dispositivos aéreos.

D -3. Accidentes. Estimaciones, respuestas.

D -4. Extravío del control de la vinculación de datos.

Parte 3 – Capacitación

  1. Datos del programa para capacitar al operador. Capacitar y precisar los datos de verificación para el operador/observador, tal como el piloto lo haya determinado para formación y preparación inicial, actualizar y convertir de los planes de estudio.

Parte 4 – Apéndices

  1. Duplicado de la Autorización de Operación Despachada por la Autoridad Aeronáutica. (Una vez que sea presentada). Esto otorga una referencia rápida de las estipulaciones de trabajo bajo las cuales las operaciones se llevan en proceso.
  2. Otra documentación. Como se razonen necesarios.

Apéndice G Normativo – Análisis aeronáutico en cuanto a seguridad y control de riesgos

G.1. Valoración del riesgo en pilotar los RPAS

En las operaciones de la aeronaves pilotadas a distancia, los pilotos tienen que hacer un estudio aeronáutico para control de la seguridad y riesgos, para darle un valor al nivel de seguridad de la operación que se quiere desarrollar, es decir, en qué área de riesgo (aceptable o no aceptable) se ubica, y considerar las acciones de mitigación del riesgo que se deberá tomar para que el nivel del mismo riesgo sea tolerable. Por ello, es imprescindible describir un procedimiento en el cual hay que analizar, evaluar y mitigar el riesgo en el que se contemple lo que a continuación describiremos, aunque debe ser de forma en enunciado pero que no lo limite.

  1. Hay que asegurarnos que el identificar, analizar, evaluar, eliminar, o mitigar y controlar los riesgos a un nivel aceptable debe ser mediante un adecuado desarrollo y mantenimiento de un procedimiento y gestión formal.
  2. Los peligros de las consecuencias de cada riesgo identificado tienen que analizarse de acuerdo a lo crítico y probable de la ocurrencia, para posteriormente ser evaluados en su tolerancia.
  3. El operador de la aeronave a distancia determinará los controles de seguridad de operación a ejecutar para cada riesgo calificado como no tolerable, así como las actividades para mitigar que dejen desarrollar la acción dentro de un nivel de peligro aceptable en todo el proceso y los que le siguen.

En el siguiente artículo continuaremos describiendo el Apéndice G Normativo, donde se considerarán los medios, el entorno y las personas en un sistema de evaluación. Asimismo se describirá el Apéndice H Normativo.