La importancia de cargar el aire acondicionado con gas en estado líquido

A diferencia de lo que muchos pudieran llegar a pensar, cuando se hace una carga de gas al sistema acondicionado o Mini Split, tal componente no viene puro, sino más bien está compuesto por una mezcla de gases. Esto es importante saber en el momento que deseemos introducir este elemento en nuestro sistema, para que en el proceso no nos quieran confundir con algún mal producto.

Primero, ¿qué son los gases puros? Bueno, esencialmente tales sustancias están hechas con base en una sola molécula. Su composición básica resulta en un fácil manejo en aquellos circuitos de refrigeración que posean ciertas fugas.

Mezcla de gases y sus tipos en la composición para el aire acondicionado

Se le considera un gas mezclado a aquel que tiene en su composición dos o más gases puros, y dentro de tales mezclas, podemos encontrar tres tipos, los cuales poseen características propias, como las azeotrópicas, casi azeotrópicas y no azeotrópicas.

¿Qué son los gases no azeotrópicos en el aire acondicionado?

Son aquellos que están conformados por dos o más compuestos puros, y cada gas posee propiedades diferentes en cuanto a sus temperaturas de ebullición y deslizamiento. Es importante saber esto, porque ante una fuga, cada gas puro que conforman la combinación, perderán distintas cantidades, por ello el balance de la mezcla no será el mismo y eventualmente eso afectará el rendimiento del Mini Split o equipo similar. Precisamente, el refrigerante R407 es un ejemplo de mezcla no azeotrópica, muy usado para dichos sistemas, y sus principales componentes con sus respectivos porcentajes de mezcla son: el pentafluoroetano (25%), el difluorometano (23%), y el tetrafluoroetano (52%). Cabe resaltar que esta clase de gases no azeotrópicos deben cargarse en forma líquida.

¿Qué son los gases no azeotrópicos en el aire acondicionado?

Al igual que las anteriores, estas mezclas están conformadas por dos o más componentes puros. Lo que la diferencia de otras es que tales mezclas poseen la misma temperatura de ebullición, lo que ante una fuga eventual del sistema, la composición de estos gases no se perderá, dando así un rendimiento asegurado del Mini Split. Otra diferencia de los componentes no azeotrópicos, es que estos sí podrán cargarse en estado gaseoso. Un ejemplo de mezcla no azeotrópica es el R-502.

¿Qué son los gases casi azeotrópicos en el aire acondicionado?

Estos compuestos puros tienen una temperatura de ebullición muy parecida, y ante una fuga de gas, la perdición de cantidades podría ser en mismas sumas. Una ventaja de esta clase de mezclas es que se pueden cargar en su estado líquido o gaseoso, aunque lo que se recomienda es hacer la carga en líquido porque después de todo, no es un compuesto de gas azeotrópico al 100%. Un ejemplo que podemos encontrar es el R-410.

Cómo se es la carga de gases casi azeotrópicos o no azeotrópicos y azeotrópicos en el equipo de clima artificial

Primero hay que entender que los refrigerantes de estas mezclas vienen en sus variantes gaseosas y líquidas. En los recipientes donde se guardan para su uso en el sistema Mini Split, el refrigerante gaseoso se halla en la parte superior de la botella, mientras que en el lado inferior se hallará el refrigerante en estado líquido.

También es preponderante saber que las mezclas de refrigerante líquidas son perfectas desde su fabricación, es decir, que su adaptación al sistema de climatización es el ideal para el óptimo funcionamiento. Por otro lado, el estado gaseoso se romperá al momento de que entre en evaporación por los cambios de temperatura. Por eso hay que pensar al momento de que deseemos cargar el refrigerante en estado gaseoso, ya que eventualmente podría resultar un problema para el equipo acondicionado, y más en aquellas instalaciones donde se pueden perder cargas de gas.

Cargar gases azeotrópicos acarrea una notable ventaja, ya que los gases se pueden inyectar en sus estados gaseosos y líquidos. Incluso si la instalación ha sufrido fugas, no representará un problema, porque las mezclas de los gases serán estables en su composición; el rendimiento estará garantizado.