Técnicas de construcción preventiva para un mejor aprovechamiento del aire acondicionado y otros sistemas de climatización

Ahora más que nunca, se deben adoptar medidas para tratar de construir o adecuar una construcción sustentable, porque la utilización de energías no renovables va a llegar a un punto de insostenibilidad importante, tanto en lo ecológico y económico.

Medidas de construcción básicas para mejorar circulación de aire en edificio

  • Para evitar los focos de contaminación, es preponderante que se tomen medidas apropiadas para instalar secciones de filtrado, es decir, tal vez no sea suficiente que el aire acondicionado, purificadores de aire y demás dispositivos tengan la facultad de filtrar los contaminantes, sino también adecuar al edificio las entradas y salidas de forma inteligente, previendo cuáles zonas serían las más propensas a contaminarse y ahí, adecuar los elementos de filtración, de cualquier tipo.
  • El aislamiento térmico es esencial para mantener las temperaturas internas más constantes, que no varíen demasiado con exteriores y así, hacer menos uso del Mini Split y climatizadores en general. Pero también sirve para evitar la condensación en la tubería y cavidades del edificio, humedad que a la larga es dañina para la estructura, además de la aparición de moho y hongos, lo que llevaría a un uso más rudo de deshumidificadores y otros sistemas de ventilación.
  • Para que haya una efectividad más notable por parte del aire acondicionado, la tubería de construcción normalizada podría ser una excelente solución, que además estén fabricados con materiales muy resistentes a la corrosividad del agua, otros factores climatológicos y de operatividad de los dispositivos de climatización. Se aconseja que las superficies de tales tuberías, posean baja rugosidad hidráulica, para que la aglomeración de partículas contaminantes sea lo menor posible, y que también lleven a una fácil limpieza.
  • En muchos de los casos, la suciedad se acumula debido a turbulencias en las secciones, con cambios bruscos de dirección y además de derivaciones, entre otros aspectos. En ese sentido, es importante que dentro de la construcción o adecuación de un edificio, se tenga mucha atención al diseño y montaje de las tuberías, precisamente, para tratar de disminuir tales fenómenos o distorsiones dentro de un sistema de climatización.
  • Es esencial que las redes de tubería, cuenten con elementos que permitan su inspección sencilla, así como los mantenimientos pertinentes a toda una red de aire acondicionado, con una estanqueidad adecuada. Asimismo, cabe recalcar, que los mantenimientos de los sistemas y superficies que funcionen con aire forzado y mecanismos de ventilación, deberá ser anual, con todo y la limpieza que ello implica.

También, existen numerosos ejemplos en los cuales se han podido adaptar sistemas más amigables con la naturaleza, cuya eficiencia energética es superior, pero por costos o desinformación, a veces pareciera imposible que las empresas y las mismas casas se re-direccionen a tales ecotecnias.

Un ejemplo es la caldera de biomasa, que usan pellets, residuos agroindustriales o de madera, para que sirva como un combustible energético, lo que supone un ahorro o incluso, un rendimiento energético superior a otras calderas convencionales. Sin embargo, tienen que cumplir con ciertos parámetros para que se logren adaptar a un aire acondicionado o sistemas de climatización en general, como una adecuación para que no exista una corrosión mayor por parte de los metales, más espacio para almacenar los insumos, un mantenimiento más específico y laborioso, entre otras cuestiones.

Asimismo, están las bombas de calor, las cuales destacan de dos tipos: el que aprovecha las aguas subterráneas o los que poseen aprovechamiento geotérmico. En la primera, se dice que la eficiencia que se obtiene es increíblemente elevada, pero la mayor problemática, son los permisos para la explotación de los pozos. En cuanto a las bombas de calor con aprovechamiento geotérmico, de hecho, viene siendo usual su uso, ya que es excelente para la climatización de áreas de cualquier edificación, para las cuales se tienen que emplear las bombas de calor, o también se puede climatizar de forma directa hacia el sistema de climatización.