Suciedad y contaminación en filtros de Mini Split Inverter empeoran la salud de personas alérgicas y asmáticas

A lo largo de las décadas, personas y organizaciones han marcado a la tecnología del aire acondicionado como un contaminante para el planeta. Puede que tengan algo de razón, y más en sistemas antiguos que solo generan ruido y polución ambiental. Sin embargo, los sistemas de climatización por otro lado, han venido a revolucionar el mundo, y más desde una perspectiva industrial y comercial. No cabe duda, que el progreso de las empresas y economía como la hotelera, no serían como hoy, si no fuera por la tecnología de acondicionamiento en frío y calor, sistemas de refrigeración que representan una productividad innegable.

En la actualidad, se puede notar claramente que no cabría pretexto alguno, para hacer un buen uso de la climatización, y más con las tecnologías revolucionarias de tales mecanismos. Ahora, con tecnologías como el Mini Split Inverter, no debería haber problema para obtener una calidad de aire interior, con un aire puro, sano y respirable; también dependerá mucho de los cuidados que le pongamos a tales sistemas.

Ahora, también hay que estar conscientes del peligro que representa para la salud humana, un aire acondicionado mal utilizado o que está contaminado, desde sus filtros y demás interiores; en sí, cualquier climatización sucia, es peligrosa, hasta los mismos ventiladores comunes.

Recomendaciones básicas para usar el Mini Split Inverter u otro sistema de climatización

Evitar la deshidratación por uso del aire acondicionado

Usar el ventilador o el mismo Mini Split a su máxima potencia, a la larga implicará una deshidratación natural del cuerpo humano, obligándonos a consumir mucha agua. Debemos evitar que el aire circulante deshumidifique el ambiente, posiblemente el humidificador sea una herramienta para esos casos. Asimismo, hay que dosificar la potencia del mecanismo de climatización, porque ponerlo a demasiada potencia, solo bajará la calidad de aire interior y estaremos gastando demasiada energía y dinero. Con solo mejorar la sensación térmica por medio de una tenue ventilación y humidificación, la sensación de calor se podría disipar. Todo es cuestión de cómo usemos nuestros aparatos.

Los filtros contaminados del aire acondicionado empeoran el asma y alergias

Estos pueden ser casos muy raros. Hay personas con problemas respiratorios crónicos, que les conviene más estar en interiores que en exteriores, porque suelen ser muy alérgicos al polen y polvo de exteriores, por ello, dentro de la casa o cualquier lugar cerrado que posea oxígeno de calidad o aire puro respirable, con buenos aparatos de climatización, muy limpios y bien mantenidos, serán mejores lugares para cualquier persona.

Sin embargo, está la otra cara de la moneda. Hay gente que empeora aún más sus condiciones alérgicas y asmáticas dentro de un recinto, sobre todo cuando existe un aire acondicionado viciado, es decir, que genera una circulación de aire contaminado, que resulta ser muy peligroso para estas personas fisiológicamente sensibles.

La solución es sencilla, simplemente hay que cambiar los filtros cada año, o hasta dependiendo del uso, se deberían cambiar cada cantidad de meses, también atendiendo las instrucciones específicas de estos sistemas. Ya sean los mecanismos de ductos, dispositivos de ventana, purificadores de aire, humidificadores, ventiladores y hasta los modernos Mini Split Inverter, deben checarse sus partes interiores, para asegurar una calidad de aire más satisfactoria.

Ojo seco por exceso de aire

El ojo seco se da más que nada por condiciones muy específicas de la persona, que es propensa a sufrir de esa afección, por lo regular requiere medicamento y gotas. Otro factor es el trabajo, como estar mucho tiempo al frente de una computadora. Y otra condición es el mismo clima, donde impere una humedad muy baja.

Aunado a esto, estar por mucho tiempo en contacto con un sistema de acondicionado, también puede perjudicar combinando con los demás factores. Hay que tener cuidado con eso.

Más allá del pensamiento que pudiera provocar el uso de sistemas de climatización hacia el medio ambiente, la verdad que los ciclos de refrigeración en los sistemas de este tipo, son indispensables para muchas actividades industriales, desde la elaboración de producto hasta la conservación del mismo. Obviamente inciden en la comodidad y productividad de la fuerza laboral.