Cámaras de Seguridad ¿Instalar un Sistema de Vigilancia en el Hogar?

Los altos índices de inseguridad en que se viven en el país, particularmente en las ciudades grandes, ha hecho que cada vez sean más las personas que deciden instalar un sistema de vigilancia en su hogar. Lo que hasta hace algunos años podía parecer un lujo o una necesidad exclusiva de las grandes residencias cada vez se ha popularizado más pues, sin importar el tamaño de nuestro hogar, necesitamos reforzar los niveles de vigilancia para garantizar la seguridad de nuestra familia y de nuestro patrimonio.

Uno de los factores que ha contribuido a que los sistemas de vigilancia estén ganando más popularidad es lo accesibles que se han convertido. Gracias al avance tecnológico y a la alta competencia en el mercado, los precios de las cámaras de seguridad, por ejemplo, tienen un precio razonable que muchas más personas pueden pagar. Sumado a esto, los avances tecnológicos han permitido la simplificación de estos sistemas ¿a qué nos referimos con esto? A que ya no es necesario instalar circuitos complejos con cientos de cables por toda la casa que requieran de hacer modificaciones en la estructura arquitectónica para que no se vean. De hecho, mucho de estos sistemas para el hogar los podemos instalar nosotros mismos, sobre todo si están compuestos por cámaras IP.

Hasta este punto es posible que para muchas personas la instalación de cámaras de seguridad en su casa pueda seguir alejado de una necesidad real porque su función está limitada a la detección de intrusos y, por supuesto, que a nadie le gusta pensar que alguien querría entrar a su casa a robar o hacerle daño a su familia. Desafortunadamente, como ya hemos mencionado, el estado en que se encuentra el mundo nos hace mucho más vulnerables a sufrir robos y otro tipo de siniestros. Incluso si nuestra casa no es muy grande u ostentosa, lo mejor es tenerla siempre monitoreada para poder actuar rápidamente en caso de que se presente algún problema.

Por otra parte, los sistemas de vigilancia también resultan muy útiles para monitorear a nuestra familia, principalmente si tenemos niños en casa. Con una cámara de seguridad podemos estar al pendiente de lo que hacen mientras no estamos. En este sentido la vigilancia también es útil en los casos en que personas ajenas a nuestra familia tengan acceso a nuestro hogar, como empleados de entrada por salida o de planta, así tendremos conocimiento de si entraron a alguna habitación de acceso restringido o realizaron alguna actividad inapropiada en nuestro hogar.

Si deseas aumentar la seguridad en tu hogar con un sistema de vigilancia en Branatech te recomendamos que optes por cámaras IP. Las cámaras IP tienen la ventaja y particularidad de que no necesitan estar conectadas a ordenadores que sirvan como monitores, pues las imágenes que captan las transmiten a través de la red de internet, de modo que puedas estar al pendiente de lo que registren prácticamente desde cualquier lugar. Esto es posible gracias a que este tipo de cámaras incluyen su propio ordenador, por decirlo de alguna manera y por su conexión al protocolo de Internet pueden enviar datos por correo electrónico o transmitir directamente a un portal de usuario.

Las cámaras IP se pueden programar de diferentes maneras, ya sea para seguir una secuencia de  movimientos o para activarse sólo cuando detectan movimiento en una habitación. Además tiene la gran ventaja de que se controla vía remota y que el software con el que funciona se puede actualizar constantemente. Para instalar una de estas cámaras en tu hogar no requieres de muchos conocimientos técnicos, basta con que planees bien en dónde la colocarás y que sigas las instrucciones del fabricante para configurarla. En caso de que se te complique hacerlo, en cualquier momento puedes llamar a un técnico especialista para que te asesore y así puedas tener la confianza de que el sistema está bien instalado y que funcionará correctamente.

El primer paso para instalar un sistema de vigilancia con cámaras IP es que elijas el lugar donde se ubicará cada una de ellas. No es necesario que coloques una cámara en cada esquina, te recomendamos que priorices las áreas de mayor riesgo y revises cuánto espacio puede cubrir la cámara (esto depende de los lentes con los que esté equipada). Una vez que hayas decidido dónde ponerlas, tienes que conectarlas tanto a la toma de corriente como a la conexión de Ethernet, en caso de que tu conexión WiFi no tenga la suficiente estabilidad para poder transmitir imágenes sin interferencias. En este punto pueden ser necesarios los servicios de un electricista que nos ayude a hacer la conexión.

Una vez que estén instaladas las cámaras procederemos a configurarlas. Las cámaras de seguridad IP traen siempre un manual y un software de instalación (ya sea en CD o para descargar en línea). Debido a que la configuración varía según el fabricante y el modelo de la cámara, te recomendamos que leas las instrucciones del manual y que en caso de que tengas dudas o surja algún problema durante el proceso, contactes al servicio técnico para que te asesore. Cuando hayas configurado todas las cámaras puedes acceder a la aplicación que incluyen para monitorearlas, esta aplicación registra la dirección IP de las cámaras para poder mostrar lo que cada una está captando.

Como puedes ver, instalar un sistema de vigilancia no es tan complejo como parece y la mayor dificultad que se te podría presentar en el proceso es que tu señal de WiFi sea débil e inestable, cosa que puedes solucionar usando algunos adaptadores o repetidores de señal, que son bastante útiles y accesibles.

Recuerda que en Branatech tenemos lo mejor en cámaras de seguridad IP a un excelente precio para que no dudes más y te decidas a instalar un sistema de vigilancia altamente confiable en tu hogar.