Cómo diferenciar un aire acondicionado residencial y una industrial

La tecnología ha avanzado enormemente y cada vez existen más innovaciones en cuestión de equipos de aires acondicionados. En este sentido, el aire acondicionado industrial se ha convertido en un sistema capaz de funcionar con la máxima eficiencia. Estos aparatos se han vuelto esenciales tanto para hogares como para industrias, sobre todo cuando se trata de pasar la temporada de verano.

Tanto los comercios, hoteles, restaurantes, industrias, como residencias tienen la opción de utilizar aparatos de enfriamiento, ya sean de sistemas centrales, portátiles, de ventana y elegir entre las distintas opciones que tienen, dependiendo de sus diseños y tamaños puedan encontrar uno que tenga las características de satisfacer sus necesidades.

Características de los aires acondicionados

Cuando hablamos de los aires acondicionados para residencias, podremos encontrar ciertas características, que serán distintas para un clima industrial portátil.

Uno de ellos es el sistema de conductos, funciona gracias a una unidad central de aire acondicionado y existen ductos que se conectan directamente al sistema. Estos elementos se pueden ver por lo general en el techo y tiene una conexión con las rejillas de ventilación dentro de la casa. Estas rejas tienen la funcionalidad de poder mantener un ambiente fresco constante, al mismo tiempo que visualmente no son muy notorias.

Cuando se trata de sistemas centrales, tendrán un termostato en una pared que servirá para colocar la temperatura deseada y, una vez que se haya alcanzado, el sistema se apagará.

Para que un sistema así sea realmente funcional, es necesario que se cumplan algunos factores como el considerar el tamaño del equipo y su potencia. Por lo tanto, debe asegurarse que se ha escogido un aparato que es capaz de funcionar con una eficiencia óptima para la cantidad de espacio que necesita enfriarse.

Igual los ductos por donde circule el aire deberán estar adecuadamente instalados y deben proporcionar la mínima interrupción al flujo de aire para que el frío llegue a las habitaciones de la manera más rápida y eficiente posible.

Por otro lado, tenemos un sistema sin ductos, estos pueden diferenciarse de los climas industriales, porque están divididos en dos elementos. Una parte es la que va dentro de la propiedad, y la otra es la que se coloca fuera. En realidad, puede decirse que son tres partes, una de ella es el conducto que se utiliza para que el condensador y el distribuidor de aire se conecten, también está la parte que se encarga de distribuir el aire, este es el que va instalado en la parte interna de la residencia y suele ir en la pared. Finalmente está la unidad que se coloca fuera, es decir, lo que se conoce como condensador o compresor.

Su funcionamiento consistirá en un sistema en donde un termostato que se configura con un control remoto y apagará automáticamente el sistema una vez que se alcance la temperatura deseada. Mientras que el aire refrigerante pasará por unas bobinas para ser enfriado, asimismo el ventilador trabajará para empujar el aire hacia la habitación y filtros de aire para eliminar el polvo y los alérgenos.

El calor es extraído del refrigerante que circula por medio del conducto desde el interior de la residencia hacia el elemento que se encuentra en el exterior para posteriormente ser liberado al aire libre. Por su parte, cuando el refrigerante se ha enfriado retornara a la habitación. De cualquier manera, el condensador se ubicará fuera de la casa, en donde llevará a cabo su mecanismo para transferir el calor y un ventilador que expulsa el aire caliente a la atmósfera para disiparlo.

Por su lado, el aire acondicionado industrial por lo general suele ser un sistema refrigerante central, que tiene a su vez conductos que permiten distribuir el aire frío. Esto es muy parecido a un sistema central usado por las residencias, sin embargo, cuando se trata de un nivel industrial, los ductos son más grandes y sofisticados.

Una de las diferencias es que, aunque los ductos estén dentro de todo el edificio y cuentan con un sistema de termostatos dentro de la construcción, permitirán que diferentes áreas o zonas establezcan la temperatura requerida. Además, tiene deflectores y controles que facilitan la distribución eficiente del aire frío dentro de todo el lugar.

Asimismo, se trata de sistemas sofisticado, por lo tanto tendrán la tecnología para que se pueda monitorear el sistema y sensores para asegurar que los niveles de temperatura y humedad sean adecuados, así como checar la calidad el aire que circula. A fin que los contaminantes internos se mantengan a niveles bajos sistemas ventilarán aire frío desde el interior de la propiedad y lo reemplazarán con aire externo cada cierto tiempo, así se está asegurando que se cumple con una calidad de aire de acuerdo con los estándares deseados.

Existe una filtración eficaz del aire, además, el sistema de aire acondicionado que produce el aire frío generalmente se crea como una sola unidad, lo bueno de estos elementos es que pueden transportarse e instalarse fácilmente, así como adecuarse para posteriormente ser adaptados a la escala del sitio. Por lo general estas unidades se terminan colocando en los techos de edificios comerciales para que el calor se disipe fácilmente y el ruido de su funcionamiento no sea perceptible.

Considerar los avances tecnológicos que se han logrado puede producir importantes ahorros de costos a largo plazo, particularmente con el precio cada vez mayor de la electricidad.

En Branatech somos expertos en aires acondicionados, tenemos aire acondicionado industrial y en general una gran variedad de modelos que se adaptan a sus necesidades y espacio. Para más información acerca de nuestro sistema de compra entre a nuestro sitio web: branatech.com, aquí puede consultar todo el catálogo de productos que tenemos o hable al teléfono (800) 942 6835 para consultar las dudas que le surjan. Puede escoger entre aires acondicionados portátiles, aparatos de pared, mini split, de ventana y muchas más unidades, todas de la mejor calidad y marcas reconocidas.