¿Cuál es el sistema de aire acondicionado ideal para mi casa? Segunda parte

En la primera parte de este artículo mencionamos algunos factores que podemos tomar en cuenta para comprar el aire acondicionado que mejor se adapte a nuestro hogar y necesidad, siempre enfocado en sacar el mejor beneficio, para comodidad y costo. Es cierto que la temperatura suele ser muy calurosa en estas temporadas, sin embargo no es raro que se presenten variaciones térmicas y de humedad, lo que determinan en muchas ocasiones una temperatura más fría que la acostumbrada, por lo que lo mejor es saber qué tipo de red de ventilación es el ideal, para evitar así gastar de más en un sistema robusto y costoso. Ahora continuemos con otros factores a considerar.

Variantes

Hay variantes para elegir el sistema, por ejemplo, están los climas minisplit, multisplit o de ventana, para seleccionar cualquiera de estas opciones, tenemos que saber el espacio con el que contamos en nuestro recinto. Asimismo se aconseja bastante el conocer el voltaje que poseemos en nuestra casa.

Conocer nuestro entorno

Es esencial conocer profundamente nuestro entorno, es decir, saber dónde está ubicada nuestra casa nos ayudará mucho a tomar una mejor decisión en la compra del clima, ¿estamos en una región montañosa?, ¿qué tanto calor hace en verano o incluso en invierno?, ¿estoy cerca de un área boscosa, que en cierta parte ayuda a que en mi casa se perciba más frescura? Igualmente las ventanas son un buen factor para determinar la elección, ya sea por cantidad, tamaño e incluso tipo de estas entradas naturales. Por ejemplo si tenemos un ventanal muy grande, lo más probable es que esta absorba una buena cantidad de calor durante el día, por otro lado si el material es más aislante, entonces no se capturará tanto calor. Eso nos lleva a otra pregunta: ¿nuestra casa posee aislamiento térmico? De ser así, la compra y colocación de nuestro sistema de aire acondicionado debe ser muy diferente a como si no tuviéramos aislamiento térmico.

 

Aire puro

Este es un tema que ha venido tomando fuerza desde hace mucho tiempo, y seguirá siendo importante a tomar en cuenta. Es obvio que el aire exterior de las grandes ciudades cada vez está más viciado, por lo que nos enfermamos más fácilmente y con regularidad que antes, sobre todo si no tenemos un buen sistema inmunológico. Por más increíble que parezca, el aire de interiores como en nuestro trabajo o en nuestro mismo hogar pueden estar más contaminados de lo que creemos, y es que las partículas dañinas como formaldehídos son una realidad latente. Algo que contribuye a esto es un aire acondicionado en malas condiciones, de deficiente calidad, o mal instalado. Por ello es trascendental no comprar el sistema a la ligera, es necesario acudir a un proveedor serio. También es importante llevar un óptimo mantenimiento del sistema, para que los polvos y otras sustancias de limpiadores o pintura que se adhieren a un clima no afecten nuestra salud a largo plazo.

No sería mala idea que a nuestro aire acondicionado le adaptemos algún dispositivo de purificación del aire, ionizadores o humidificadores, por mencionar un ejemplo, al fin y al cabo lo que buscamos es el mayor confort, tanto como sea posible.

Tipos de clima artificial

De ventana. Sin duda son los sistemas que requieren de más trabajo para ser instalados, ya que van empotrados en el muro, por lo tanto se debe hacer una modificación importante de la arquitectura de la casa. Se tiene que elegir cuidadosamente este tipo de dispositivo, ya que es complicado cambiarlo o incluso darle mantenimiento.

Split. Comúnmente poseen la más reciente tecnología del ramo. Tienen buenas ventajas, ya que son silenciosos y más prácticos a la hora de su instalación. Aunque suelen ser costosos.