¿Cuál es el sistema de aire acondicionado ideal para mi casa? Primera parte

Factores que determinan una buena elección de clima para el hogar.

La temporada de calor en nuestro país puede resultar en muchas ocasiones extrema, por lo que es preponderante el mantener nuestra temperatura corporal en óptimas condiciones para no sufrir un choque de calor, desmayos o pérdidas de conciencia. No hace falta decir que es necesario estar debidamente hidratados a lo largo del día, sobre todo cuando las actividades que realizamos cotidianamente son extenuantes.

A veces cuando llegamos a nuestro hogar después de una jornada de trabajo, podemos venir acalorados o realmente hartos de las altas temperaturas del exterior, para llegar a nuestro recinto y darnos cuenta que está igual o más caluroso que afuera. Realmente la sensación cambia cuando entramos a un lugar fresco, ¡descansamos mejor!

 

También es cierto que debemos estar conscientes de que cualquier inversión como tal hay que realizarla pensando detalladamente nuestras reales necesidades y por supuesto, pensando en nuestro dinero, y es que a veces se puede caer en el error de comprar un sistema de aire acondicionado nada más porque nos gustó el modelo o porque el de la tienda dijo que “refrescaba muy bien”. No, hay factores de suma importancia que tenemos que considerar. ¿Cuáles son? Bueno, a lo largo de esta primera parte del artículo y la segunda parte, mencionaremos a detalle qué es lo que se debe considerar.

El espacio

Es vital analizar el espacio que vamos a refrescar en nuestro hogar, para que la eficiencia energética sea realmente provechosa. La capacidad de un clima para el hogar, esencialmente se mide por los BTU. ¿Qué es el BTU? Básicamente su traducción sería: Unidad Térmica Británica, y es como se mide la cantidad o capacidad de extracción del calor del aire en una hora. Es obvio que entre menos metros cuadrados se tengan que enfriar, la capacidad de BTU necesaria será menor.

Por ejemplo, es normal que en México u otras regiones de Latinoamérica, se espere una temperatura de 40 grados Celsius como máximo, por ello sirve como referencia importante a la hora de adquirir un sistema como tal. Si nos basamos en dicha temperatura máxima, y nuestra habitación o espacio es de 12 metros cuadrados, entonces se necesitará un dispositivo con 6,000 BTU, o si nuestro espacio es de 16 metros cuadrados, entonces se precisará de un sistema con 12,000 BTU, y así sucesivamente.

Es trascendental que usted sepa elegir el proveedor que tenga amplio conocimiento del tema, incluso hay algunos que cuentan con tablas por zonas y temperatura para determinar con la mayor exactitud posible el sistema que más le convendría a uno.

 

Correcta elección del proveedor y no solamente por la venta en sí, el proveedor ideal también puede otorgar servicio de mantenimiento, o por lo menos consejos claves para mantener un funcionamiento óptimo del equipo, que a la menor incidencia de desajuste, uno pueda solucionarlo con conocimiento básico, por ello también la importancia de la practicidad del aparato.

 

Un problema común que se puede suscitar en el funcionamiento de redes de aire acondicionado, es que el aire no enfríe como lo hayamos programado, por lo que tendríamos que checar las partes internas del mismo sistema. También un problema común es el exceso de ruido que genere el compresor, lo que llega a ser molesto para cualquiera. Tales cuestiones se pueden derivar de una mala instalación, en la que haya huecos por los que el aire se disipe, llegando a generar ruidos y más aún, una ineficiencia energética, lo cual nos lleva a costos excesivos en la factura de luz. Hay que estar conscientes de a quién le pedimos que nos instale el clima para nuestra casa.

En la siguiente parte de nuestro artículo, mencionaremos algunas tecnologías que hacen más fácil y efectivo el funcionamiento del aire acondicionado, así como algunos consejos más acerca del tema.