La aplicación de los drones en la agricultura

La importancia de inspeccionar los campos de cultivo

En la actualidad los procesos de cultivo se han vuelto más sofisticados, ya que se debe responder a la importante demanda de la sociedad y poder abastecer los distintos mercados. Es por ello que los productores agrícolas se han visto en la forzosa necesidad de implementar ciertas tecnologías que les permitan tener un mejor control de las plagas existentes en sus cultivos, así como explorar mejores tierras donde puedan realizar su trabajo.

Es verdad que también se usan los satélites o los aviones para capturar imágenes de toda una zona, cualquiera que sea, e incluso se toman fotografías de los campos de cultivo para saber cuál es su condición, sin embargo un dron con una cámara de alta calidad puede satisfacer la necesidad de captura de imágenes y video en tiempo real.

Hay varias aplicaciones que puede hacer una aeronave pilotada a distancia:

  1. Para supervisar áreas fumigadas. La fumigación es una actividad preponderante en el proceso de la cultivación de frutos y vegetales, por ello es normal que un RPA siga de cerca la evolución que esté teniendo la fumigación y qué tan efectiva es esta o, si pudiera haber una afectación en especial hacia los plantíos por parte de los agentes fumigantes.
  2. Utilización eficiente del agua. Es trascendental inspeccionar de cerca los sistemas de riego que se utilicen para la irrigación del agua en los campos, así se podrá hacer un uso más eficiente del mismo.
  3. Empleo de fertilizantes. Mediante un dron se puede usar apropiadamente los fertilizantes, ya que se podrán hacer las mediciones exactas de éstos, así no nos pasaremos o no nos faltará ese elemento tan importante para el crecimiento de los cultivos.
  4. Descubrimiento a tiempo de plagas u otras afecciones. Con el uso adecuado de la aeronave tripulada a distancia, se pueden detectar oportunamente todas aquellas enfermedades o infestaciones que comúnmente llegan a sufrir los agricultores en sus campos, con esto se podrán tomar acciones preventivas.
  5. Control de las plantas. Con este dispositivo se puede tomar un amplio panorama de la forma en que está la zona de cultivo, y contar exactamente el número de plantas existentes en el mismo, y así detectar anomalías.
  6. Revisar la calidad del proceso agrícola. Es esencial para los productores agrícolas el checar constantemente los indicadores de calidad en los campos, es decir, inspeccionar si el fruto o vegetal está creciendo de manera adecuada y en el tiempo preciso.
  7. Inspección de áreas especiales para la utilización de herbicidas. El uso de herbicidas se tiene que hacer por medio de algún tratamiento especial, en espacios localizados previamente y no homogeneizar su aplicación en lo que podría generar daños hacia otros cultivos.
  8. Ver la variabilidad del proceso vegetal. Revisar constantemente el desarrollo y morfología de las plantas y sus frutos.

Todas las aplicaciones previamente mencionadas permitirán tener la información necesaria a la mano para poder mejorar los procesos agrícolas, en cuando a calidad y productividad.

Sin duda el uso de las nuevas tecnologías como los drones, otorgarán a los agricultores o dueños de campos de cultivo tener mejores créditos en la presentación de sus productos, ya que implica el hecho de que sus procesos de cultivo van de la mano con la calidad de inspección y control de sus tierras y por consiguiente, de sus vegetales y frutos.

Para que el alcance de un proyecto como la inspección de cultivos tenga un mayor impacto, a las aeronaves tripuladas a distancia se les puede insertar cámaras especiales que detecten los diferentes espectros a muy alta resolución, o detectores de infrarrojos que permitan observar temperaturas en las tierras de cultivo. Incluso hay cámaras con dispositivos que analizan la información para tener datos precisos de la actividad fotosintética, morfología del suelo, estructura de la vegetación y la humedad presente.