Recomendaciones para adquirir una cámara de seguridad IP

Las cámaras de red o internet conocidas como cámaras IP permiten ver en tiempo real qué está pasando en un lugar, aunque esté a miles de kilómetros de distancia. Son cámaras de vídeo de gran calidad que tienen incluido un ordenador a través del que se conectan directamente a Internet.

Son bastante populares para mantener vigilada su propiedad, su familia, su negocio y hasta sus mascotas. Estas cámaras ofrecen señales de video y audio en directo y se puede acceder a las transmisiones de forma remota usando un navegador de internet. Pero muchas de las cámaras IP disponibles en el mercado son vulnerables a la intrusión digital, así que cuando salga a comprar y cuando use uno de estos aparatos, es muy importante que tenga en cuenta las funciones de seguridad.

Este dispositivo contiene:

  • Una cámara de vídeo de gran calidad, que capta las imágenes
  • Un chip de compresión que prepara las imágenes para ser transmitidas por Internet.
  • Un ordenador que se conecta por sí mismo a Internet

Usando un software que se conecta directamente a internet  le permite monitorear su casa o negocio. Funcionan con la activación del movimiento o a través de otros sensores, tiene la capacidad de utilizar diferentes cantidades de fotogramas, variando la importancia de la secuencia.

Ofrecen barrido progresivo. El barrido progresivo consiste en tomar y captar toda la imagen a la vez, en oposición al barrido entrelazado analógico, que capta sólo la mitad de las líneas de la imagen, y la otra mitad 17 milisegundos más tarde. El barrido progresivo crea siempre los mejores resultados en lo que se refiere a claridad y para reconocer detalles importantes.

Al momento de comprar una cámara IP, su prioridad principal es considerar las funciones de seguridad que le ofrece el aparato.

Recomendaciones:

Un buen protocolo de seguridad inalámbrica sirve para proteger las señales de video captadas por la cámara mientras viajan hacia el enrutador. Busque cámaras que sean compatibles con los protocolos de seguridad más actualizados, como WPA2 y usted podrá tener una transmisión inalámbrica segura.

Su cámara envía información a través de internet por otros canales aparte del enrutador inalámbrico de su casa accediendo a las señales de video captadas. No todas las cámaras ofrecen los mismos niveles de seguridad para esta transferencia. Busque una cámara que codifique su información, incluyendo su nombre de usuario, su contraseña y las señales de video en directo, así tendrá una transmisión de internet segura.

Hay algunas cámaras que permiten establecer configuraciones avanzadas para que los administradores del aparato puedan cambiar las funciones desde un lugar remoto para crear nuevas cuentas, establecer contraseñas, o para cambiar la orientación de la lente de la cámara o los ajustes del zoom del aparato. Considere la compra de una cámara que le permita establecer diferentes niveles de acceso, si tiene previsto autorizar a varios usuarios a acceder a las señales captadas.

También usted puede tener acceso a su cámara de red mediante su teléfono móvil, verifique que estén instaladas las funciones de seguridad para acceso móvil, recuerde usar una contraseña solida y al finalizar recuerde siempre desconectarse de la aplicación, así evitara en caso de robo o extravió del celular.

Use una conexión WI-FI segura ya que alguien podría aprovechar (conectado en una red insegura) e interceptar las señales de video de su cámara. Es una buena idea cambiar la configuración de su aparato móvil para que no se conecte automáticamente a las redes Wi-Fi cercanas.