Telefonía IP para depurar los sistemas de comunicación en el trabajo

Para nadie es un secreto que los avances tecnológicos de inicio de este siglo, han cambiado con creces la manera de relacionarnos con la realidad, las personas y el mundo. Sistemas, máquinas y aparatos que hace apenas cincuenta años eran indispensables para la vida laboral de una oficina, por ejemplo, hoy en día ya son obsoletos o se han depurado. El caso de la telefonía es paradigmático de estos grandes cambios que se han superado a sí mismos, adaptando o sintetizando, otras tecnologías.

Desde su aparición como invento, allá por finales del siglo XIX (1876), hasta nuestros días, la historia del teléfono, y de la telefonía en sí, se ha ido transformando gradual y continuamente. Curioso, porque si bien el teléfono es ya accesorio indispensable en la vida del hombre en prácticamente todo el mundo, en su inicio el invento pasó desapercibido, tanto así, que no fue hasta 1992 que se reconoció al verdadero inventor de la telefonía (Alexander Graham Bell, 1847-1922, fue reconocido como inventor de la telefonía, pero muy a posterior se descubrió el verdadero nombre del padre del teléfono: el discreto y frustrado inventor Antonio Meucci 1808-1889). Pese a los intentos fallidos de patentar “El telégrafo parlante” (Antonio Meucci murió sin siquiera sospechar las repercusiones de su invento), no faltó en la escena las mentes curiosas y alertas (como Graham Bell) que vieron y explotaron las facilidades en comunicación que empezaba a representar el teléfono. Es con la experiencia de las dos guerras mundiales y otros factores de cambio en el mundo que el teléfono se tornó, de una máquina de lujo para una minoría a la vanguardia, a un objeto indispensable para una sociedad cada vez más globalizada. De mitad del siglo XX en adelante, la relación con el teléfono se estrecharía. El mundo empresarial y ejecutivo, por ejemplo, rápidamente adaptó el teléfono, el fax, los conmutadores, entre otros muchos productos ergonómicos, a sus necesidades de comunicación para acortar distancia y costos.

La llegada del teléfono celular es, sin duda, otro hito en el proceso de la telefonía. El teléfono celular, con el tiempo también conocido como “móvil” o “dispositivo inalámbrico”, hiso posible que la personas estuvieran comunicadas de manera inmediata. En la sencilla composición de los primeros teléfonos móviles ya el teléfono no sólo ofrecía la posibilidad de estar inmediatamente comunicado, también anexaba el formato de comunicación de mensajería. Telégrafo y teléfono prácticamente se fundieron en un solo producto. Posteriormente el teléfono móvil anexaría los avances tecnológicos del vídeo y la fotografía. El desarrollo del teléfono móvil coincidió con la parte más importante de la reciente revolución tecnológica: la popularización del internet y su internalización paulatina en todos los ámbitos de la vida humana. Como bien se ha podido ver, la telefonía móvil no tardó en adaptarse a las posibilidades de comunicación ofrecidas por internet, con lo que llega la nueva era: la telefonía IP.

Este tipo de telefonía hace referencia al sistema de comunicación telefónica que usa los datos o protocolos de internet para establecer una llamada. También se le conoce como Voz sobre Ip (VoIP) y permite integrar los equipos informáticos a los dispositivos inteligentes como computadoras, teléfonos móviles, tablets, etcétera, en un mismo dispositivo, lo que ha representado nuevas soluciones a nivel de informática y comunicación que han hecho a la telefonía más accesible, flexible, económica y potente, a diferencia del sistema de telefonía otorgado por alguna central telefónica privada. Con la telefonía IP hoy en día es posible realizar y recibir llamadas desde los dispositivos computacionales y dispositivos móviles inteligentes y a la vez poseer las capacidades y funcionamientos de un ordenador, esto permite que una llamada se puede realizar desde el navegador web de nuestra elección, el programa de contactos o alguna aplicación que gestiona la comunicación por voz y/o vídeo. Y esto es prácticamente en lo que consiste este avance tecnológico, la telefonía de este estilo concentra ya no sólo el flujo de voz, imagen y vídeos, también concentra una serie de posibilidades de comunicación que han facilitado, sobre todo, la vida laboral a través del diseño y uso de diversas aplicaciones como el Whatsapp, la mensajería instantánea, la ubicación precisa del dispositivo al que se marca y del que emite la llamada, el flujo preciso de datos y archivos, entre otros beneficios.

Por ello es que el mundo empresarial no volverá a ser el mismo después de la telefonía IP que economiza en materia de comunicación, y a la vez hace más eficiente al personal de toda una empresa. Para que la telefonía IP sea operativa sólo se necesita disponer de una conexión a internet, no importando el operador que otorgue el servicio; como se puede observar, las llamadas a la red telefónica se configuran para utilizar cualquier operador de VoIP, esto tiene como objetivo el aprovechar tarifas más accesibles. Sin embargo, también es cierto que el servicio mejora en mucho si se cuenta con los equipos de comunicación ideales y de reciente diseño para explotar las ventajas de la telefonía IP.

En Branatech somos una empresa en constante proceso de transformación coherente con los interesantes y vertiginosos tiempos que vivimos, por ello estamos al día en todo lo relacionado a la tecnología y sistemas de comunicación modernos. Para ayudarte a incrementar la productividad de tu empresa te ofrecemos lo mejor en dispositivos y equipos para sistemas de teléfonía IP. Ponte en contacto y checa nuestros dispositivos que habrán de darle un giro a tu empresa.