Trabajo de conservación de especies con Drones

Uno de los trabajos más importantes en la actualidad es el ecológico, especialmente el cuidado y la conservación de especies, principalmente cuando se trata de aquellas que se encuentran en peligro de extinción, ya que su preservación es fundamental para mantener el equilibrio de los ecosistemas y evitar que el entorno mundial sufra severos trastornos y cambios derivados de la extinción de alguna especie.

   Para llevar a cabo esta importante labor de cuidado, conservación y manejo de las diferentes especies de flora y fauna silvestre es necesario realizar un trabajo de monitoreo constante con el objetivo de conocer el estado en que se encuentra un grupo de especímenes, la tendencia de su población, los factores en el entorno que benefician su reproducción y supervivencia y los elementos que pueden resultar perjudiciales para la especie y su hábitat natural.

   Y al respecto, los drones se han convertido en la herramienta ideal para realizar este importante trabajo de monitoreo de las especies, su entorno y las condiciones en las que se encuentra, pues gracias a su capacidad para volar y capturar imágenes y video es posible detectar puntos donde la deforestación y la fragmentación afectan de manera negativa a las especies, también detectar posibles actividades agrícolas y ganaderas que pueden afectar el área y, sobre todo, detectar actividades de cacería furtiva que ponen en riesgo a las especies.

   La importancia de los RPAS para el trabajo y realización de los programas de monitoreo es enorme, ya que gracias a ellos es posible la aplicación de diversos métodos de muestreo de la población animal y vegetal como son el conteo directo de especímenes en un área mientras es sobrevolada por el aparato, el aviso o detección de captura o recaptura de animales por medio del uso de trampas y redes e incluso hay nuevos sistemas complementarios de cámaras-trampa conectadas de forma remota a los dispositivos aéreos.

   Pero el trabajo de un vehículo aéreo no tripulado no se limita a esto, pues otra aplicación muy común, y quizás de las principales en esta área, es el de utilizar estos dispositivos como una eficiente herramienta para el rastreo de huellas, excremento, madrigueras, nidos y demás elementos de interés para los profesionales que se encuentran estudiando y protegiendo una especie determinada.

   Otras interesantes técnicas y métodos de estudio, cuidado y rastreo de especies animales y vegetales, es equipar algunos especímenes con dispositivos especiales de radio telemetría, los cuales están conectados remotamente con los drones, lo que hace posible seguir al animal para su cuidado y protección, además de poder grabar sonidos y vocalizaciones en determinadas circunstancias, grabar o fotografiar ciertos eventos de interés e incluso monitorear sus signos vitales para conocer el estado de salud del animal.

   Por supuesto, este tipo de trabajo no es sencillo, pues para la aplicación de cualquier técnica o método de rastreo, protección y muestreo de especies es necesario llevar a cabo un intenso trabajo en campo que involucra al equipo de colaboradores y expertos en el área en todo el proceso, desde la compra del equipo básico hasta el análisis de resultados y datos obtenidos durante el proyecto, pasando por la programación de los dispositivos, exploración de campo, reparaciones, etcétera. Todo esto sin contar que el costo monetario de realizar una labor así es alto, por lo que se trata de proyectos generalmente financiados por instancias gubernamentales, académicas y organizaciones con interés en la preservación de las especies naturales.

   Sin embargo, es menester mencionar que los costos, implicaciones y sacrificios que un trabajo de este tipo es realmente valioso y productivo, pues a la fecha muchos de estos proyectos que utilizan la tecnología de los drones para el cuidado, estudio y protección de diversas especies ha tenido resultados bastante agradables y prometedores para el entorno natural del planeta.

   Como claros ejemplos están los estudios y trabajos realizados en las sabanas africanas con especies como antílopes y elefantes, proyectos que han tenido como resultado un conteo preciso desde el aire del número de ejemplares, número que ha podido incrementarse en los últimos años gracias al excelente trabajo de los especialistas del área y a la ayuda de los RPAS.

   México, dada su riqueza natural, es un país donde este tipo de proyectos han estado presentes de forma constante y la clara muestra de ello es el trabajo de protección que se ha llevado a cabo con el venado cola blanca, el berrendo y el borrego cimarrón, principalmente en la zona norte del país, lugar donde se encuentra la mayor población de estas tres especies.

   Desde luego, la tecnología no solo de los vehículos aéreos no tripulados, sino de las cámaras con las que estos cuentan es tan efectiva que es posible obtener información visual del hábitat en el que estas especies se encuentran con una resolución altísima y detalles muy finos que permiten documentar con precisión cambios climáticos, geológicos y de calidad en cada hábitat, además del número de ejemplares vivos.

   Debido a sus excelentes funciones y aplicaciones en el campo, durante los últimos 15 años, los drones han sido la herramienta predilecta para el trabajo de campo de investigadores y científicos, principalmente en lo que a monitoreo de flora y fauna silvestre y su respectivo hábitat se refiere.

   Y es gracias a ello que en la actualidad están en marcha diversos programas de estudio, cuidado y conservación de especies animales en peligro de extinción como cocodrilos, elefantes, rinocerontes, canguros, manatíes, delfines, ballenas y varias especies de aves. De igual forma, hay otro tipo de proyectos cuyo objetivo principal es simplemente el estudio de la conducta animal de algunas especies como los orangutanes y algunas especies de roedores.

   Asimismo, la detección de situaciones peligrosas en algunas zonas es una tarea constante para los RPAS, pues esto es importante para poder prevenir algún suceso desafortunado o la muerte de un número considerable de especímenes de una especie, sobre todo si se trata de alguna en peligro de extinción.

   Todo esto es una muestra más de lo revolucionarios que han sido los vehículos aéreos no tripulados para el mundo moderno, pues aunque se trata de equipos que fueron diseñados, creados, desarrollados y utilizados por primera vez con fines militares, su utilidad y funcionalidad fue tan grande que pronto comenzaron a ser utilizados para muchas otras tareas como mapeo, vigilancia, seguridad, búsqueda y rescate, entretenimiento, publicidad, estudios atmosféricos, arquitectura e ingeniería, cinematografía y un largo etcétera.

   Esto se debe en gran medida a la considerable reducción de los costos de esta tecnología, su facilidad de uso y los constantes avances que se tienen en el área, pero sobre todo a la alta funcionalidad de estos equipos, razón por la que no se puede decir más, excepto que los drones son la tecnología del presente y del futuro en todos los campos de trabajo, desarrollo y creatividad humana.