Celdas solares

Las celdas solares han cobrado mucha popularidad en los últimos años; se han vuelto una tecnología más asequible y al impulso que se le da al aprovechamiento de las energías verdes. Sin embargo, se tienen muchas dudas sobre lo que es esta energía y por qué ha sido nombrada como tal.

Para ser un consumidor efectivo de energía verde, es necesario saber de dónde y, cuanto más sepan, mejor preparados estarán para disfrutar de los beneficios. A la energía verde, como los paneles solares, se le atribuyen diferentes características y los medios empleados para aprovecharla también deben clasificarse como verdes, esto significa, que tengan poco o de preferencia nulo impacto ambiental.

¿Qué son las celdas solares?

 Se trata de un elemento fundamental de los módulos solares, el cual es el encargado de convertir la radiación del sol en electricidad. En los paneles hay aproximadamente 60 celdas o más; las variaciones dependen de las marcas y las capacidades que desean ofrecer. Se clasifican en tres tipos según el grado de pureza del material: monocristalinas, policristalinas y amorfas. Para su fabricación se utilizan dos capas de silicio: una de ellas es conocida como material tipo N, la cuales posee cargas negativas, mientras que el otro es llamado tipo P y presenta huecos con carga positiva.

La razón por la que se utiliza el silicio es porque consiste en un material semiconductor, lo que significa que, al incidir los fotones en los rayos solares sobre la capa tipo N, se produce un desplazamiento de sus electrones hacia la capa tipo p. Este proceso permite la obtención de una corriente directa y ha permitido que actualmente la energía solar sea considerada el futuro de la electricidad.

El desplazamiento es posible por un filamento de estaño de pequeñas dimensiones que se encuentra en medio de ambos materiales. Su función es fungir como un puente entre electrones y huecos. Los fabricantes, con el fin de incrementar la capacidad de generar corriente eléctrica de las celdas solares, suelen optar la parte inferior con boro y la superior con fósforo. Los detalles de los tres tipos de paneles que encontrarán en el mercado, que ya mencionamos, son los siguientes:

evolucion de energia solar fotovoltaica 1 min

Celdas monocristalinas

Su nombre se debe a que se forman a partir de una única estructura cristalina y continua que se conoce como semilla. Su extracción se realiza de manera lenta con el silicio fundido, lo que forma una estructura cristalina y sólida a su alrededor, que se conoce como lingote y que es el responsable de la formación de la celda. su precio es el más caro de los tres tipos, vale la pena su adquisición por su larga vida útil.

Celdas policristalinas

Reciben también el nombre de multicristalinas y se fabrican con tecnología más novedosa y procesos de mayor variedad, aunque en términos de eficiencia son mejores las monocristalinas. Su producción, al igual que las últimas, es más asequible y, por ende, se vende a menores costos, por tal motivo es la tecnología solar más utilizada en residencias. Los avances han permitido que en la actualidad haya modelos de excelente calidad y se acerquen bastante a las monocristalinas en términos de eficiencia.

Celdas amorfas

Se trata de una tecnología completamente distinta, la cual se usa, en forma de películas delgadas, en los módulos solares. Conocidas también como film, se fabrican mediante el depósito de una sustancia fotovoltaica encima de una superficie sólida, por ejemplo, el cristal. La sustancia usada varía y es fabricada con múltiples combinaciones. Su precio es menor ya que su eficiencia es baja en comparación con las celdas monocristalinas y policristalinas, por lo que muy pocos optan por ella.

Principales características de la generación de energía renovable

Energía limpia

La energía verde es energía limpia. Esto significa que se produce con poco o ningún impacto ambiental y no dispensa gases de efecto invernadero al aire que contribuyen al calentamiento global, como lo hacen los combustibles fósiles.

Renovable

Las fuentes de energía verde eliminan la emisión de gases de efecto invernadero al aire. Estas fuentes también son fuentes de energía renovables, lo que significa que no se crean a partir de materiales finitos como los combustibles fósiles.

Estable

Las formas variadas en las que se encuentra la energía verde significan que más lugares en todo el planeta tienen el potencial de aprovechar esta energía renovable. Esto significa que se puede recolectar más energía localmente, lo que hace que el país sea menos dependiente de la energía de países extranjeros.

Barata

A medida que la demanda de energía verde continúa creciendo, el precio continúa bajando gracias a la economía de escala. Gracias a las características de la tecnología empleada para aprovechar la energía solar y eólica, son los tipos de energía verdes que más se han expandido en todo el mundo. Con sus métodos de captación y transformación ecológicos se pueden utilizar energías que nunca se agotan y que no generan emisiones de carbono.

¿Cómo funcionan las celdas solares?

Seguramente hayan visto los paneles solares en techos o en granjas solares con hectáreas de paneles levantados en bastidores. Estos paneles se componen de celdas que funcionan al transformar los fotones de luz solar en electrones. Cuando los electrones pasan a través de un semiconductor, crea una corriente que puede convertirse en electricidad. Otra forma menos común de energía solar es la energía solar térmica, que concentra los rayos del sol en espejos para calentar un fluido, generalmente agua.

En el mundo de las energías renovables, la energía solar está en auge. Durante la última década, los costos de materiales de celdas solares han disminuido en más del 60 %. Debido a que es barato, más personas y jurisdicciones están interesadas en la energía solar. De hecho, su capacidad se triplicó entre 2015 y 2016, y la energía solar sigue siendo la fuente de generación de electricidad de más rápido crecimiento hasta 2019.

¿Cuáles son las ventajas de la energía solar?

Si bien los sistemas solares ocupan espacio en la tierra, no siempre tienen que hacerlo. Los paneles se pueden montar en los tejados, por lo que son muy adecuados para las zonas urbanas. La energía solar en la azotea también se presta a la generación distribuida, en lugar de a la centralizada, lo que genera una red eléctrica más diversa y resistente

La energía fotovoltaica requiere de un sistema silencioso, lo que lo hace ideal para áreas más pobladas y al no tener piezas móviles, necesita menos mantenimiento que el viento. La energía es fácil de generar y transportar y los paneles funcionan en climas fríos, ya que la temperatura del aire no importa siempre que los paneles captan los rayos del sol.

Los paneles en el hogar colocados sobre los techos pueden reducir los costos de electricidad del propietario. Durante una ola de calor, cuando las cargas de energía son altas, esto definitivamente es una gran ventaja.

En Branatech ponemos a su alcance celdas solares de la más alta calidad para la instalación de sistemas fotovoltaicos. Para solicitar información detallada acerca de las opciones que encontrarán en nuestro catálogo llámenos al (800) 942 6835, con gusto los atenderemos.

MI CUENTA