Advertencias básicas y características más importantes en el funcionamiento del aire acondicionado tipo Split – Segunda parte

En la primera parte de este artículo hablamos de los principios de funcionamiento u operación de un sistema de clima artificial tipo Split o Mini Split, como la refrigeración y su control de anti congelación, que regula la aparición de escarcha; asimismo mencionamos la calefacción y su función automática de descarche, y operación contra viento helado del sistema con sus modalidades “heat”.

En la segunda parte de este artículo veremos más funciones especiales de un sistema acondicionado tipo Split y otras advertencias para que nuestro equipo trabaje en óptimas condiciones.

Corriente fresca y suave

Se pueden presentar dos situaciones en las cuales se percibirá una corriente fresca y suave viniendo de la unidad interior: una es cuando el calefactor está en modalidad “caliente” con la unidad prendida, pero sin una respuesta inicial del compresor; la otra es cuando el calefactor está en modalidad “caliente” y la temperatura llega a los grados programados, pero con la novedad de que el compresor no trabajará en el lapso de un minuto.

Hay que checar muy bien los rangos de temperatura en cuanto al frío mínimo y máximo, así como el calor mínimo y máximo, teniendo siempre en cuenta que dichos rangos pueden variar dependiendo del fabricante del aire acondicionado, o si solamente se trata de una unidad para frío, ya sea en calor o mixto.

Funciones especiales del Mini Split o clima artificial tipo Split

Modo “blow”: ésta es una función muy importante para un aire acondicionado de alta tecnología, ya que dicha modalidad al estar activada, erradicará cualquier indicio de formación microbiana o moho, y es que es posible que en la unidad interior, específicamente en el evaporador, la presencia de humedad sea una realidad; con este modo “blow”, la humedad deberá desaparecer. Si tal función está activada, funcionará aunque el dispositivo de aire acondicionado esté apagado, porque el ventilador interno trabajará por diez minutos para después apagarse automáticamente, y si se desea desactivar la modalidad de manera manual, solo hay que apretar el botón indicado en el control remoto.

Modo turbo: Simple y sencillamente al activar esta función, el ventilador girará de manera veloz, con el solo propósito de enfriar o calentar inmediatamente el área en cuestión, adecuando la sensación térmica que prestablecimos a nuestro gusto.

Modo auto-run: Esta función es muy útil, y es que automáticamente el Mini Split adecuará la temperatura más conveniente para el usuario, de acuerdo a la sensación térmica que se perciba en el lugar. Esta clase de modalidad podría permitir un ahorro sustancial de energía eléctrica, porque no estaríamos forzando los ventiladores de más. Tal vez una ligera desventaja se deba a que la temperatura no se mostrará en el panel.

Modo ajuste de deflectores o “swing”: Esto sirve para ajustar la dirección de los deflectores en la dirección que se requiera.

Advertencias y consideraciones en un sistema de aire acondicionado tipo Split

– Antes de realizar cualquier limpieza o mantenimiento del aparato, es trascendental apagar por completo el mismo, y más si vamos a emplear algún paño húmedo, después de todo no queremos que haya algún corto circuito.

– Para limpiar el panel frontal, solo hay que emplear agua caliente que no sobrepase los 45 grados Celsius, además de un trapo suave. ¡Mucho ojo!, el panel frontal posee circuitos inteligentes y microprocesadores que son esenciales para el funcionamiento del Mini Split, por ningún motivo vaya a sumergir directamente dicha pieza en el agua.

– En cuanto a los filtros, se aconseja como mínimo limpiarlos cada tres meses, aunque si permea la suciedad o polvo entorno a los sistemas de clima artificial, entonces muy probablemente tendrán que limpiarse más a menudo; ¡cuidado! No hay que tocar los deflectores en el proceso, ya que se pueden dañar. Se aconseja emplear un aspirador, para más precisión.

– Antes de utilizar un sistema como tal, asegurémonos de que no existan obstrucciones en las salidas o entradas, y si vemos que hay alguna descompostura en la unidad exterior, lo mejor será llamar al técnico especialista.

– Si se empieza a vislumbrar un daño en la pintura, hay que repintar el aparato para que las áreas oxidadas no abarquen más espacio. Asimismo, se recomienda cubrir el Mini Split cuando no se use, de esa manera se evita la corrosión.