Cómo los climas y el ambiente en general, afecta el desempeño laboral

¿Alguna vez has subido al auto de un amigo cuando es un desastre total? Del tipo con botellas vacías por todo el piso, bolsas de comida rápida esparcidas por los asientos y casi ningún lugar para sentarse…¿Y qué tal han sido los viajes en ese sitio ya limpio pero sin climas que puedan contrarrestar los calores del exterior?

Solo piensa cómo se siente cuando te encuentres en esta situación. La falta de espacio te hace sentir apretado y también dificulta tu capacidad de concentración. Cualquier intento de una conversación en profundidad es descarrilado por la caja de Happy Meal de McDonald’s presionando contra tu pierna. Es seguro decir que no es el mejor entorno.

Pero tampoco lo es aún ya estando limpio el coche, sin un poco de aire fresco de un sistema de clima. No quieres ni siquiera abrir la boca para no deshidratarte. No sabes si abrir la ventana para que entre un poco de aire porque el aire caliente probablemente te sofocaría más.

Nadie está realmente tratando de lograr nada dentro de un automóvil, excepto pasar del punto A al punto B. Pero muchas personas (tal vez tú) esencialmente tienen este entorno en su lugar de trabajo. Sus escritorios están en desorden y la temperatura no es la adecuada, por lo tanto, tienen dificultades para concentrarse en las tareas relacionadas con el trabajo.

Control de temperatura

Un estudio realizado por el Instituto Politécnico Rensselaer en 1992 encontró que cuando los trabajadores tenían acceso a una empresa con controles de temperatura más avanzados, su productividad aumentaba un 2,8%.

Recomendamos que la temperatura y la humedad estén siempre bajo control, si deseas que tus empleados trabajen de manera más eficiente. Aproximadamente 21 ° C se considera la temperatura ideal para el enfoque.

¿Cuánto afecta la temperatura a tu productividad?

Muchos de nosotros no somos ajenos al conflicto en el lugar de trabajo. Desde la falta de comunicación a los estilos de gestión que chocan entre sí para ordenar un poco de pan y café para la reunión de almuerzo de hoy, el conflicto puede venir de casi cualquier lugar. Incluso, parece, del termostato de la oficina. De acuerdo a otra encuesta de Career Builder, la temperatura de la oficina es la fuente de un debate acalorado entre los trabajadores. Uno de cada 5 trabajadores (20 por ciento) ha discutido con un compañero de trabajo sobre la temperatura de la oficina, ya sea que hace demasiado calor o demasiado frío, y el 18 por ciento ha cambiado la temperatura en secreto durante el invierno (¡furtivamente!). La lucha es real Luchar por el número en el termostato puede parecer una pelea de oficina pequeña, pero la mayoría de los trabajadores sienten que la temperatura de la oficina puede afectar su capacidad para trabajar de manera efectiva. De acuerdo a la encuesta: El 53 por ciento de los empleados dicen que son menos productivos cuando trabajan en una oficina demasiado fría.El 71 por ciento dice que es menos productivo cuando trabaja en una oficina que está demasiado caliente.

Mantener la calma en temperaturas extremas

Al igual que el mundo nunca puede estar de acuerdo en ciertas cosas, tú y tus compañeros de trabajo nunca podrán encontrar una solución al conflicto de temperatura de la oficina.

En ese caso, toma medidas con los siguientes consejos y crea un entorno de trabajo que no sea ni demasiado caluroso ni demasiado frío, pero sí correcto.

Bricolaje: Sigue el ejemplo de otros trabajadores de todo el país que hacen frente a temperaturas de oficina más frías (según la encuesta) haciendo lo siguiente:

Vestirte en capas: 44 por ciento

Beber bebidas calientes: 36 por ciento

Usar una chaqueta todo el día: 31 por ciento

Vestir un suéter pesado: 27 por ciento

Usar calentadores o bien, climas, de acuerdo a la temperatura exterior: 15 por ciento

Usar una manta: 7 por ciento

De acuerdo en este grado: por mucho que sea más fácil simplemente cambiar el termostato detrás de las espaldas de tus compañeros de trabajo, una resolución más efectiva podría ser tratar de hablar con tus compañeros de trabajo y encontrar un compromiso.

Cambia tu entorno: es posible que, a medida que avanza el día y fluctúan las temperaturas de la oficina, ciertas horas del día dificulten la productividad. Intenta hablar con tu gerente acerca de llegar antes, trabajar de forma remota, conseguir climas de Branatech o mudarte a una sala de conferencias durante una parte del día.

No permitas que este pequeño detalle se interponga entre tú y tu éxito.

Por el contrario, puedes incluso incrementar tu productividad tan sólo haciendo este tipo de cambios. Así como los colores, los olores, los ruidos, incluso las personas a tu alrededor, pueden afectar las actividades de tu trabajo, un día demasiado caluroso (o en su defecto, demasiado frío), pueden tener consecuencias no sólo en tu oficina sino en tu vida en general.

Imagina que no has tenido un buen día en el trabajo y regresas a casa y ya estás de mal humor. Lo que es peor…¡también allí hace demasiado calor! Un par de climas tanto en tu entorno laboral como en tu entorno hogareño serían la solución. Así que no seas tímido y pregunta hoy mismo por ellos a través de nuestros teléfonos.

Así como eliminarías los ruidos al encontrar un método supresor (cerrar las puertas y ventanas), o así como te alejarías de las personas tóxicas, así como limpiarías tu escritorio si estuviera lleno de papeles que te impidieran hacer el resto de tu trabajo, así como harías todo por concentrarte lo mejor posible, así también debes considerar la temperatura de tu cuerpo. La falta de energía y estrés está directamente relacionada con un entorno demasiado cálido. Por el contrario, un entorno demasiado frío puede incluso entumecer tus manos.

Si pensabas que no era necesario prestar atención a este tema…quizá quieras reconsiderar. Siéntete agradable mientras trabajas y en menos de lo que lo esperas, estarás libre de tus ocupaciones para poder regresar a casa y descansar.