Qué sucede con el cuerpo cuando el calor es extremo y no cuentas con aire acondicionado

aire acondicionado

Cuando la mayoría de la gente piensa en el verano, se imagina temperaturas cálidas, vacaciones en la playa y disfrutar del aire. Sin embargo, es importante recordar que el calor puede ser peligroso y puede hacer cosas terribles al cuerpo si no se cuenta con aire acondicionado.

El calor extremo debe ser tomado en serio por todos, pero especialmente los niños, los ancianos y aquellos con problemas de salud o en situaciones que requieren de demasiado esfuerzo físico. A continuación te decimos qué riesgos existen cuando no previenes calores extremos.

¿Qué es el calor extremo? La definición varía según la región, pero por lo general requiere temperaturas de al menos 10 grados sobre el promedio. Sin embargo, generalmente temperaturas de 38 grados o más, acompañadas de altos niveles de humedad y resultando en altos valores de índice de calor, se considera calor extremo. Este tipo de calor ocurre típicamente cuando un área fuerte del alto nivel o de la alta presión se convierte sobre una región, haciendo el aire hundirse y calentarse.

La buena noticia es que si se toman las precauciones adecuadas, los problemas de salud relacionados con el calor se pueden evitar. En la mayoría de los casos, mantenerse hidratado y en un ambiente fresco puede evitar graves problemas de salud.

Sin embargo, con el fin de prevenir los problemas de salud causados ​​por el calor, es necesario tener en cuenta las consecuencias potenciales en primer lugar. Aquí están cuatro cosas que pueden sucederle a tu cuerpo durante acontecimientos extremos del calor.

1. El calor te hace sentir mal

Algunos de los primeros signos de que tu cuerpo está empezando a tener problemas debido a las temperaturas extremadamente calientes son la sudoración exagerada y los calambres musculares.

Cuando sudas, estás perdiendo el agua, y si no sustituyes la cantidad que estás perdiendo, un desequilibrio en la sal puede dar lugar, causando calambres.

Además, si los poros de sudor se bloquean, puede producirse una erupción de calor o pequeños puntos rojos en la piel. Otra cuestión que puede ocurrir es el edema por calor, que es cuando el cuerpo dilata los vasos sanguíneos para evitar el sobrecalentamiento, y la sangre se puede juntar en las piernas, especialmente por la sal de tu cuerpo. El resultado final puede ser hinchazón en las piernas, pies o manos.

La exposición prolongada al calor extremo sin un respectivo aire acondicionado también puede causar mareos y confusión. Estas condiciones son también el resultado del aumento del flujo sanguíneo para dilatar los vasos sanguíneos combinado con la pérdida de líquido a través de la sudoración. Desmayo puede incluso ocurrir una vez que se ha perdido suficiente líquido y si hay una caída en el flujo sanguíneo a la cabeza como más fluido se mueve en las piernas debido a la gravedad.

Otros impactos físicos potenciales son náuseas, diarrea, dolor de cabeza y fatiga. Estos pueden resultar cuando la sudoración no enfría el cuerpo suficiente por sí solo y cuando alguien está deshidratado.

2. Agotamiento por calor

El agotamiento por calor puede aparecer cuando tu cuerpo se agota de agua o sal, debido a la exposición al calor.

Los síntomas de agotamiento por calor incluyen: ·

  • Mareos o desmayos
  • Confusión
  • Sudoración excesiva
  • Orina de color oscuro
  • Piel fría, pálida o húmeda
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Pulso rápido y débil
  • Calambres musculares
  • fatiga

Si empiezas a presentar estos síntomas, es muy importante salir del calor, prender el aire acondicionado, beber bebidas no alcohólicas y descafeinadas, tomar una ducha fría y descansar.

Una condición aún más grave es el golpe de calor, que puede desarrollarse si el agotamiento por calor no se trata.

3. El golpe de calor es una posibilidad

El golpe de calor es la forma más grave de lesión por calor, de y es generalmente el resultado de la exposición prolongada o el esfuerzo físico en altas temperaturas. Sin embargo, los ancianos, los niños menores de 4 años, los que viven en hogares sin aire acondicionado y las personas con enfermedades crónicas también corren el riesgo de desarrollar un golpe de calor.

Los síntomas del golpe de calor incluyen:

  •  Temperatura corporal por encima de 103 grados
  • Sin sudor
  • Dolor de cabeza intenso
  • Confusión o desorientación
  • Piel roja, caliente y seca
  • Náuseas o vómitos
  • Pulso rápido
  • Convulsiones
  • Pérdida de consciencia
  • Debilidad muscular o calambres

El golpe de calor es una emergencia que necesita tratamiento médico inmediato, ya que puede causar daño a su cerebro, corazón, riñones y otros músculos. A menudo ocurre a partir de la progresión de una enfermedad más leve relacionada con el calor, pero también puede aparecer repentinamente.

Por todos estos síntomas que pueden conducir incluso a la muerte, es mejor que te prevengas ahora que estamos en pleno verano.

Quizá creas que tu cuerpo es suficientemente resistente ¡y lo intenta ser! Pero nunca sabes si en algún punto vas a estar en una situación mucho más extrema que la actual. Las condiciones del clima puede cambiar de un día para otro (incluso de una hora para la otra).

Así que mejor, prevé un cuidado más acertado de tu salud. Consigue hoy mismo tu aire acondicionado de Branatech, para que puedas asegurar un bienestar total de tu familia y de tu cuerpo. Aunado a una dieta de frutas y verduras, suficiente agua natural y un moderado ejercicio bajo sombra o dentro de sitios frescos, no hay por qué temer.