Recomendaciones para la elección de equipos de aire acondicionado. Parte II

En la primera parte de esta publicación en el blog de Branatech hablamos de los factores principales a tener en cuenta para elegir un equipo de aire acondicionado que satisfaga las necesidades de refrigeración de distintos entornos. Como recordarán, determinar los requerimientos específicos del espacio a acondicionar es el punto de partida para seleccionar el equipo adecuado, que incluso durante los días más calurosos mantenga los espacios interiores frescos, esto por cuestiones de comodidad, seguridad y salud.

Los requerimientos específicos de cada espacio a acondicionar están definidos por sus dimensiones, por el tipo de uso que se les dé, por su ubicación en la construcción, por las características propias de la construcción y por su localización geográfica, y es con estos que se puede definir la capacidad de refrigeración, expresada en BTU, que se debe buscar en un mini split o en otros sistemas de acondicionamiento de aire.

Anteriormente ya presentamos la manera en que en México se catalogan los estados en zonas, siendo esta clasificación una excelente referencia para determinar las necesidades de capacidad de refrigeración de los equipos de aire acondicionado a adquirir. La zona 1 está integrada por Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Tlaxcala y Zacatecas. La zona 2 corresponde a la Ciudad de México, el Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla y Querétaro. En la zona 3 se incluye Baja California Sur, Guerrero, Oaxaca, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz y finalmente en la zona 4, correspondiente a los Estados que reportan temperaturas más elevadas durante todo el año está Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Coahuila Durango, Quintana Roo Sinaloa, Sonora, Tabasco, Yucatán y Nuevo León. Identificada la zona en la que se encuentra y con la medida en metros cuadrados de la o las habitaciones a acondicionar les recomendamos que se basen en la siguiente tabla para definir cuáles son las necesidades de capacidad de los equipos que encontrarán en el mercado.

 

Dimensión en m2

 

 

Zona 1

 

 

Zona 2

 

 

Zona 3

 

 

Zona 4

 

 

0 a 4

 

 

6,000 BTU

 

 

5,400 BTU

 

 

6,600 BTU

 

 

7,200 BTU

 

 

54 a 8

 

 

8,000 BTU

 

 

7,200 BTU

 

 

8,800 BTU

 

 

9,600 BTU

 

 

9 a 12

 

 

10,000 BTU

 

 

9,000 BTU

 

 

11,000 BTU

 

 

12,000 BTU

 

 

13 a 16

 

 

12,000 BTU

 

 

10,800 BTU

 

 

13,200 BTU

 

 

14,400 BTU

 

 

17 a 20

 

 

14,000 BTU

 

 

12,600 BTU

 

 

15,400 BTU

 

 

16,800 BTU

 

 

21 a 25

 

 

18,000 BTU

 

 

16,200 BTU

 

 

19,800 BTU

 

 

21,600 BTU

 

 

26 a 30

 

 

24,000 BTU

 

 

21,600 BTU

 

 

26,400 BTU

 

 

28,800 BTU

 

Si bien hay otros factores que pueden influir y ocasionar variaciones en las necesidades de capacidad de refrigeración de los equipos, como el número de fuentes de ventilación y su orientación, los materiales empleados en la construcción del edificio, el número de personas que hagan uso del espacio, y las actividades que en él se llevan a cabo, esta es una excelente referencia. El BTU es medida empleada para la capacidad de los aires acondicionados.

BTU es la unidad térmica británica, y aunque actualmente ya es una unidad de medida sustituida por el julio del Sistema Internacional de Unidades, aún se puede encontrar en muchos equipos. Se estima que 1 BTU es la cantidad de calor necesaria para ocasionar un cambio en la temperatura de un grado Fahrenheit y también se relaciona con los kW requeridos para realizar tal cambio. 12,000 BTU son equivalentes a una tonelada de refrigeración, es decir, la capacidad de refrigeración que tienen los equipos de aire acondicionado para enfriar el ambiente.

El uso de las toneladas en esta medición no está relacionado con el peso de los equipos ni nada parecido, pero se emplea porque antes de que los avances tecnológicos permitieran contar con equipos altamente eficientes y fáciles de usar se usaba hielo. Los equipos de acondicionamiento de aire comercialmente se encuentran con capacidades de 1/2, 1, 1 1/2; 2, 3, 4 y 5 toneladas de refrigeración, y según las necesidades identificadas en el espacio donde se instalará el equipo se recomienda elegir el más adecuado. En este punto posiblemente se pregunten cómo determinar esta capacidad, eso se hace muy fácilmente con un cálculo para convertir los BTU en toneladas. Como ya mencionamos, una tonelada de refrigeración equivale a 12,000 BTU, y cuando definan sus necesidades según la zona y las dimensiones del espacio a acondicionar, se divide el BTU entre 12,000, lo que dará como resultado el equivalente en toneladas.

Por ejemplo, según la tabla, si se quiere acondicionar una habitación de 10 m2, se requiere un equipo de 10,000 BTU de capacidad, entonces lo que tienen que hacer es dividir 10,000 entre 12,000, lo que da como resultado 0.83, que es la capacidad en toneladas de refrigeración que deberán buscar en el equipo, así que la mejor compra será la de un equipo de capacidad de 1 tonelada. Para evitarles complicaciones al realizar tal conversión, a continuación les presentamos una sencilla tabla de equivalencias:

 

Capacidad en BTU

 

 

Capacidad en toneladas de refrigeración

 

 

6000

 

 

01/02/18

 

 

12000

 

 

1

 

 

18000

 

 

1 1/2

 

 

24000

 

 

2

 

 

36000

 

 

3

 

 

48000

 

 

4

 

 

60000

 

 

5

 

Considerando los factores anteriores y realizando estos sencillos cálculos, ustedes pueden tener claridad respecto a la capacidad de los equipos de aire acondicionado que necesitan para mantener frescos sus espacios interiores en temporadas de calor, pero por la variedad de equipos disponibles en el mercado, la pregunta de qué tipo de equipo es el que necesitan aún queda sin respuesta. Existen opciones de sistemas que se instalan realizando algunas modificaciones en la construcción y los que no requieren de una instalación especializada e incluso pueden moverse de un lugar a otro sin mayor problema. En los sistemas que se tienen necesidades especiales de instalación se emplean ductos, razón por la que se tienen que hacer modificaciones en la construcción para colocarlos. Por otro lado están los que no tienen ducto, categoría en la que encuentran los minisplits, las unidades portátiles tipo pinguino y las de ventana. Los requerimientos de instalación de estos son mínimos y pueden emplearse en lugares en los que en un inicio no estaba considerado contar con un sistema de acondicionamiento de aire, como es el caso de un gran número de entornos que, por los cambios climáticos ahora presentan altas temperaturas, cosa que no ocurría en el momento en que se planeó su construcción.

Para decidir qué sistema es más conveniente recomendamos valorar los costos que implican la instalación, el tiempo requerido para hacerlo y los requerimientos de mantenimiento, los que por lo regular son mayores y más costosos en equipos de ducto. Si desean solicitar asesoría especializada en la elección de equipos de aire acondicionado no duden en ponerse en contacto con nosotros, en Branatech con gusto los atenderemos y les presentaremos una opción que satisfaga todas sus necesidades.