La importancia del compresor en los sistemas de aire acondicionado

El aire acondicionado es un tema fundamental en la actualidad, y es que aparatos como el Mini Split u otro tipo de clima artificial han venido a revolucionar la manera en que podemos percibir un confort distinto en la comodidad de nuestro hogar u oficina. Sin duda son sistemas algo complejos, donde los expertos en el tema podrían proveer información útil en la operación de tales dispositivos.

El compresor del Mini Split  o clima artificial es el núcleo esencial dentro del circuito frigorífico, ya que es un elemento que constantemente está trabajando cuando el aire acondicionado está encendido. Obviamente el compresor puede dañarse, por lo que es muy importante saber cuáles son las descomposturas comunes que sufre tal pieza, para entender y saber cómo podemos evitar dichas averías, de lo contrario es muy posible que tengamos que reemplazar todo el dispositivo o el compresor mismo.

¿Cuál es el ciclo de refrigeración dentro de un sistema de aire acondicionado?

Los componentes básicos de un clima artificial son: el compresor, condensador, evaporador y válvula de expansión. Cada uno de los elementos antes mencionados son fundamentales para el funcionamiento, sin alguno de éstos, sería imposible que funcionara el sistema como tal.

Función del compresor: La principal tarea de este componente es retraer el vapor del evaporador y hacerlo que ingrese al condensador. Este funcionamiento se logra por medio de electricidad.

Función del condensador: Este elemento debe extraer el calor al refrigerante. Dicho calor es el resultado del calor que se absorbe por el evaporador y el que se produce por acción de la compresión.

Función del evaporador: Se comporta básicamente como un intercambiador de calor, que es capaz de absorber las altas temperaturas del lugar en el que se emplaza, y es común que se tenga que ayudar de un ventilador para forzar la circulación del aire, asimismo se emplean tubos de aletas para incrementar la superficie de intercambio.

Funcionamiento de la válvula de expansión: El objetivo principal de este aditamento es la de otorgar una diferenciación en la presión que se establecen entre los extremos de baja y alta presión. La válvula de expansión es ideal para la regulación de altas cantidades de refrigerante, sin embargo, para instalaciones más simples, el tubo capilar podría ser una gran opción para que trabaje junto con el evaporador y condensador, y así se creé una pérdida de carga.

Ahora, las válvulas de expansión termostáticas emplean un bulbo palpador que se tiene que poner a la salida del evaporador, para que pueda interactuar directamente con los conductos del sistema. Si se enfría el vapor que sale por el evaporador, se enfriará el bulbo y bajará la presión que se produce en la válvula, por lo tanto se cerrará y el evaporador percibirá una entrada menor por parte del refrigerante.

Descomposturas comunes en un compresor de aire acondicionado

Para que el sistema de clima artificial funcione debidamente, el gas refrigerante es un elemento esencial, ya que determinará la eficiencia con el que trabaje el sistema.

  • El compresor se podría calentar de más por la razón de que el refrigerante presente fugas, por ello el dispositivo de compresión funcionará en vacío, sin el gas refrigerante que sirve para refrescar el circuito, el equipo se averiará sin duda alguna. Se supone que con un interruptor termostático como el clixon, no debería ocurrir una descompostura de este tipo, ya que tal interruptor evita que las altas temperatura provoquen descomposturas en el sistema.
  • No hay aceite. Algo que pasa comúnmente es que el compresor ya no tenga aceite con el cual trabajar; es un tipo de descompostura por una mala instalación del sistema. Por ello, si se colocó el dispositivo exterior a más de tres metros por encima del dispositivo interior, tendremos que hacer unos sifones en la línea baja, y así cuando al aceite baje hacia el dispositivo interior, sea capaz de elevarse otra vez, y depositarse en los sifones; si se sigue esta recomendación, el compresor estará lubricado de aceite y trabajará con menos esfuerzo.

Cabe destacar que si no hay sifones en la instalación del sistema, es compresor se dañará, y no quedará más remedio que remover por completo el mismo, y comprar uno nuevo.