Uso efectivo y eficiente del aire acondicionado o Mini Split Inverter en otoño

La plena temporada otoñal a veces se torna algo impredecible, porque si bien es la antesala de los climas invernales, todavía quedan remanentes de ciertas oleadas de calor que se pueden seguir percibiendo en algunas partes del país, y más en el centro y sur de la nación.

Además, tales fechas pueden ser de gran utilidad para preparar el aire acondicionado cuando se acerquen los vientos fríos, que se empiezan a percibir más claramente en diciembre, así que si tienes un Mini Split Inverter, vendría siendo hora de prepararlo en modo caliente.

Pero bueno, ahora vamos a hablar del uso del sistema acondicionado en otoño, que comprenden los meses de finales de septiembre hasta mediados de diciembre. Lo mejor para que no nos agarren desprevenidos, es ajustar el radiador de tal forma que tengamos una temperatura uniforme, porque las variaciones de la temperatura en exteriores pueden fluctuar demasiado.

Es importante tratar de dosificar la temperatura del dispositivo de climatización para evitar daños a la tecnología, y más sabiendo que se acercan climas más extremosos. Por ello, se aconseja que programemos condiciones térmicas estándar para los climas otoñales. En ese sentido, en el lapso del día, lo mejor es mantener el clima del aire acondicionado o Mini Split entre los 20 y 22 grados Celsius. Conforme vaya anocheciendo, se podría programar el sistema para que vaya decreciendo en temperatura, hasta unos 18 grados Celsius aproximadamente. Esto es para los días que resulten templados, pero como decíamos, el clima otoñal es impredecible.

Cuando usemos el sistema Mini Split en modo calor, debemos tener en cuenta que por cada grado que incrementemos, supondrá un aumento de energía en casi un 8%. Lo mejor es que si afrontamos un día frío, programemos con anticipación el Mini Split Inverter para que caliente de forma homogénea el hogar u oficina, y no tener que prender el dispositivo a toda potencia desde un principio.

Es normal que algunos aparatos de climatización trabajen en función de la estación del año en que estemos, por lo que la duración del aire acondicionado o calefacción puede extenderse más de la cuenta en una estación tan variable, por ello si existe la función de programación, pues qué mejor.

Debemos ser inteligentes en el uso de tales dispositivos, y más concretamente en dichas estaciones, si es que no queremos desperdiciar toda la energía en frío o caliente que sale del Mini Split. Uno de los requerimientos básicos para el ahorro energético, es cuidar que no haya ventanas y puertas abiertas durante el funcionamiento, porque la energía se dispersaría sin sentido, haciéndonos gastar dinero de más en la factura mensual de luz.

Otro consejo es cuidar que la salida del aire del aparato esté orientado hacia abajo, y más cuando está en modo calefacción, porque si está mal colocado, lo más probable es que haya un estancamiento en el techo, muro o cualquier otro obstáculo, convirtiendo el sistema en una ineficiencia total.

Una recomendación básica es mantener nuestro aire acondicionado o Mini Split Inverter siempre limpio, no solo en su superficie, sino en sus partes internas, que son lo más importante. Debes estar al tanto de los filtros, que estos funcionen correctamente. También dale una checada al manual de vez en cuando, para estar al tanto de los mantenimientos que se deben realizar de forma periódica; esto es trascendental para la vida útil de cualquier dispositivo que tengamos en casa, ya sea en climatización, calefacción y demás.

Algunos expertos aseguran que adecuar tus espacios acorde a las estaciones del año, podrían otorgarte un mejor confort térmico, no importando si son temperaturas frías o calurosas, así que no tengas miedo en experimentar con ciertas telas o texturas en la decoración del hogar, que en mayor o menor medida te ayuden a tener mejor sensación de temperatura.